en Ponencias

2019 11 01 21:01 Última actualización

PONENCIA

Extremadura vista por un extremaño

ANTONIO VIUDAS CAMARASA

 

HOMENAJE A EXTREMADURA 2019

SÁBADO 9 DE NOVIEMBRE

De 9,30h. a 22:00h.

Entrada libre hasta completar aforo

Lugar: RESTAURANTE-CAFETERÍA MUSEO VOSTELL MALPARTIDA

Malpartida de Cáceres. Extremadura. España

De 10 de la mañana a 10 de la noche

 SESIÓN TÉCNICA

16:00h. MESA REDONDA–DEBATE –3

10Extremadura, vista desde Europa (Suecia)Martín Martínez Riqué. Sociedad Científica de Mérida. Lund (Suecia)

11. Extremadura vista desde Canarias.Una voz extremeña en el jardín de Lope de Vega. Para la estima del habla vernácula de ExtremaduraJuan Manuel González Martel. Ex director de la Casa Lope de Vega de Madrid, propiedad de la Real Academia de la Lengua Española. Tenerife.

12. El paisaje extremeño: la dehesa. Cándido Vicente Calle. Sociedad Científica de Mérida. IES Bioclimático. Badajoz.

13. Extremadura, vista por un extremaño. Antonio Viudas Camarasa. Sociedad Científica de Mérida. Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes.

 

13. Extremadura vista por un extremaño. Antonio Viudas Camarasa. Sociedad Científica de Mérida. Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes.

«El Homenaje a Extremadura 2019 surgió el 18 de julio de 2019 de mi convicción,  desde hace más de diez años, de que cuando alguien termina un contrato de arrendamiento de una finca en aparcería debe hacer balance de la contabilidad rentable o no del trabajo realizado en el predio.

Cada ser humano nace donde le nacen, pero sin embargo su vida se desarrolla donde pace, es decir, en los distintos puntos de la geografía en los que come pan de distintas tahonas a lo largo de su corta o larga vida.

Mi ser extremaño, es decir, el de ser un maño, un aragonés que se ha forjado a lo largo de 44 años y once meses  y que ha ejercido como profesor universitario en Extremadura. Extremadura es para mí como Salamanca en la biografía de Miguel de Unamuno. Con este Homenaje a Extremadura 2019 quiero agradecer, acompañado con mis familiares y amigos,  todo lo que le debo a Extremadura que es mucho.

Mi visión de Extremadura es muy singular. La primera vez que oí hablar de Extremadura fue en el segundo curso de bachillerato en mi libro de texto de la editorial SM. Recuerdo unas imágenes en las que lucían unos cerdos ibéricos con fondo de encina y el producto de los mismos, los jamones de Montánchez, los más famosos de los años sesenta del siglo pasado.

«Extremadura dos, Cáceres y Badajoz». Los primeros extremeños que conocí sin saber quiénes eran fueron los trabajadores temporeros que vinieron a plantar pinos por el Pinar de Ballestons de mi pueblo natal San Esteban de Litera.

De pequeño siempre oí hablar en mi casa y familiares de la valía de Joaquín Costa. Mi visión de mayor de Extremadura es la que me formé en la Universidad Complutense de Madrid con mis maestros y con mis lecturas de estudiante universitario en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y Biblioteca Nacional.

Allí descubrí al Joaquín Costa del Boletín de la Institución Libre de Enseñanza. El folklore frexnense acogió el refranero aragonés toponímico de Joaquín Costa. Mi visión de Extremadura está unida a los grandes de la Institución Libre de Enseñanza: Joaquín Costa, siguiendo los pasos de Campomanes, Lucas Mallada y después el pensamiento de Ramón y Cajal y su teoría del esfuerzo científico y regeneracionista.

Conocí Extremadura enseguida porque el paisaje extremeño era complementario al paisaje del Valle del Ebro, en mi cuenca del Noguera ribagorzana.Los Valles del Tajo y del Guadiana le dan otro encanto a la Península Ibérica. Los complementarios siempre se enriquecen.

Me enriquecí con los escritores complementarios de Extremadura: Benito Arias Montano y los regeneracionistas extremeños. A través del habla popular de Gabriel y Galán y Luis Chamizo llegué a la geografía, a la gastronomía, al paisaje y al ser de Extremadura: tierra de caciques en latifundio durante mucho tiempo que ha generado con el devenir del tiempo una variada endogamia que no la deja despegar. Desde el resurgir efímero de la Extremadura saqueada en plena transición  –con tantas ilusiones rotas para reflotar la economía– he vivido varias etapas con el apoyo de Europa que han sido papel mojado.

De la Extremadura vertebrada por un ferrocarril inconcluso he pasado a la Extremadura invertebrada dependiente en todo o casi todo porque Extremadura en el mundo de la globalización no está engarzada en la economía consumista.

No tenemos población suficiente para ser autónomos en ningún aspecto en los que está basada la economía internacional. No teniendo población no es rentable el transporte por carretera, ni por ferrocarril ni por avión. La desvertebración de Extremadura sigue en pie y veo a Extremadura con una gran labor: vertebrar la economía en consonancia con el resto del mundo y vertebrar el territorio con inteligentes nudos de comunicación geográficos y mentales.

Lo más importante vertebrar la mentalidad del extremeño alejada de los defectos del metamodernismo y mirar al futuro con visión metamoderna.

Extremadura se tiene que despojar de la piel de serpiente de siglos que no la deja avanzar y vestirse con una piel nueva y bríos nuevos para estar en la vanguardia intelectual del mundo.

Mi visión de extremaño sobre la Extremadura del futuro es que Extremadura tiene que despertar de su dormición y empezar a ser activa, a conseguir una nueva mentalidad, un aquí estoy para lo que haga falta. El día en que Extremadura deje de ser dependiente de las subvenciones para sobrevivir y pervivir dejará su estado latente de región subvencionada. Extremadura lo tiene todo, pero no es dueña de sí misma: es un territorio dependiente y no es capaz de administrar su propia riqueza: el paisaje, la luz, el agua, la naturaleza. Extremadura es una región dependiente en todo o casi todo.

Toda iniciativa empresarial no tiene futuro porque carece de población que es el elemento principal para cualquier negocio en este mundo global en el que estamos inmersos. De esto y otras muchas cosas más desarrollaré en HOMENAJE A EXTREMADURA 2019  (9 de noviembre de 2019, Malpartida de Cáceres) este esbozo de ensayo lleno de regeneracionismo con la esperanza de que nazca un neoregenacionismo para Extremadura. Bastante falta le hace». Autor del texto: Antonio Viudas Camarasa. Extremadura, vista por un extremaño. Homenaje a Extremadura 2019. Resumen

 



HOMENAJE A EXTREMADURA 2019

SÁBADO 9 DE NOVIEMBRE

De 9,30h. a 22:00h.

Entrada libre hasta completar aforo

Lugar: RESTAURANTE-CAFETERÍA MUSEO VOSTELL MALPARTIDA

Malpartida de Cáceres. Extremadura. España

De 10 de la mañana a 10 de la noche

 

ORGANIZA:

Antonio Viudas Camarasa

COORDINAN:

Isabel Plano Calvo. Concejala de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres

Antonio Viudas Camarasa. Miembro numerario de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes / Sociedad Científica de Mérida. Miembro Activo Clase Pasiva. Origen: Alma Mater: Universidad Complutense (1969-1974). Alma Faber: Universidad de Extremadura (1974-2019)

 COLABORAN:

Restaurante Cafetería MUSEO VOSTELL MALPARTIDA

Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres

Consorcio MUSEO VOSTELL MALPARTIDA

MUSEO JUAN JOSÉ NARBÓN. Malpartida de Cáceres

Centro de Vías Pecuarias. Malpartida de Cáceres,

Sociedad Científica. Mérida

Start typing and press Enter to search