en ACTUALIDAD, Barcarrota, PACHECO 2020, Uncategorized

2020 10 31 22:08.

 

Papers / Escritorio. Texto en construcción

 

Manuel Pacheco Conejo y Pedro Casaldáliga ante Juan Pablo II en el conflicto de Nicaragua

Antonio Viudas Camarasa

URL de esta página: https://dialectus.es/manuel-pacheco-conejo-y-pedro-casaldaliga-ante-juan-pablo-ii-en-el-conflicto-de-nicaragua/

 

Manuel Pacheco escribiendo en su pequeño despacho familiar

Portada de un libro Homenaje a Pedro Casaldáliga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[20:41, 29/10/2020] Antonio:

Releo a Manuel Pacheco:

 

AL POETA ARRODILLADO A LOS PIES DEL PAPA JUAN PABLO II¹

                  A Ernesto Cardenal, poeta y Ministro de Cultura de Nicaragua

Pusiste de rodillas tu verdad

cristianamente revolucionaria.

El Papa fue una nube

que no llovió paz sobre tu alma.

Te querían cordero de obediencia

católica, apostólica y romana.

No salgas del redil,

defiende tu verdad,

contra todo lo que mata.

Tus rodillas gritan por tu patria.

Manuel Pacheco

1. Publicado en El Boletín de los escritores extremeños, 1, 24 de marzo de 1984, pág. 25 y en Poesía, III, 1986, págs. 124-125. Primera versión escrita el 8 de marzo de 1983. Reproducción de poema y la nota a pie de página publicados  en el libro de Manuel Pacheco Antipoemas para complicar la línea recta, que forma parte del grupo LIBROS DEL PENSAR. Vid. Manuel Pacheco: Poesía completa (1943-1997), II. Libros del pensar. Libros de vida. Edición, introducción y notas de Antonio Viudas Camarasa, página 151.

Escribo este dietario en el grupo de PONENTES BARCARROTA

[20:43, 29/10/2020] Antonio:

Me acaba de llegar a mi email esta joya: la carta de Pedro Casaldáliga al Papa Juan Pablo II. https://www.academia.edu/35854784/Carta_de_Pedro_Casald%C3%A1liga_al_Papa_Juan_Pablo_II_1986_?email_work_card=abstract-read-more fechada el 22 de febrero de 1986. Tres años antes había escrito Pacheco el poema dedicado a Ernesto Cardenal.

El 2 de marzo de 2020 escribí virus incipiente después de mi regreso a casa desde la playa de Alvor (Portugal) en

1983. MANUEL PACHECO. POEMA DEDICADO A ERNESTO CARDENAL, POETA Y MINISTRO DE CULTURA DE NICARAGUA

un comentario al poema que en 1983 Manuel Pacheco escribió después de la difícil visita de Juan Pablo II a Nicaragua, publicado en 1984.

Esta carta que he hallado hoy de Pedro Casaldáliga confirma que Manuel Pacheco siempre tuvo muy afinada su ARPA NUEVA.

Leed despacio la carta de Casaldáliga a Juan Pablo II y entenderéis muchísimo mejor el arpa nueva de Manuel Pacheco.

Pacheco no misario dio siempre una lectura nueva a los conocimientos del cristianismo primitivo, un teólogo bíblico sin haber estudiado Teología en la Gregoriana, es la otra faceta ignota de Manuel Pacheco.

El arpa nueva de Pacheco: El que un burro se comiera la cabeza de un niño en Badajoz y las lecturas tan variadas que asimilaba lo convirtieron en un poeta muy singular: surrealista, simbolista, machadiano como ha observado el Bibliotecario de Barcarrota, Juan María González Antúnez,  juanrramonista, nerudista, vallejista, albertista, garcíalorquista, joycista, alexandrista, Miguelhernandista, hasta rilkista y octovioista.

En el comentario de hoy con motivo de la muerte de Ernesto Cardenal, Manuel Pacheco añado que es ernestocardenalista, partidario de la Iglesia de los pobres y de la teología de la liberación. Creo que su poema debió influir en que Francisco I le levantara el castigo a Ernesto Cardenal. Francisco se ha dado cuenta que la obediencia ciega a la iglesia católica, apostólica y romana que le hicieron aprender a Manuel Pacheco en el catecismo del Padre Ripalda está muy alejada de la Iglesia de los Evangelios y de la Biblia que el poeta de la poesía sin pureza y de la poesía pura conocía de primera mano y la interpretaba muchísimo mejor que el Padre Sarmiento que en su revista claretiana (Angelus) censuró los dos últimos versos del poema Todavía:

Todavía está Dios en las iglesias.

Todavía está todo todavía.

»
[22:08, 29/10/2020] Antonio: La carta de Pedro Casaldáliga se puede leer hoy

AQUÍ

PRELAZIA DE SÃO FÉLIX DO ARAGUAIA – MT

CX POSTAL O5

78370 – SÃO FÉLIX DO ARAGUAIA, MT

BRASIL

São Félix do Araguaia.

22 de febrero de 1986

Fiesta de la Cátedra de Pedro.

Querido Papa Juan Pablo II,

hermano en Jesucristo y Pastor de nuestra Iglesia:

22 de febrero de 1986

Fiesta de la Cátedra de Pedro.

Hago mis fichas que aprendí a hacerlas autodidácticamente cuando inicié en el 2001 mis clases presenciales con uso de internet en mi Aula Virtual de Lengua Española en la Segunda Planta de la Facultad de Letras sita en la finca El cuartillo, antiguamente dedicada al cuidado de sementales merinos por la Diputación Provincial de Cáceres, mirando a la Sierra de Gredos, justamente en el nacimiento del río Tormes.


[22:55, 29/10/2020] Antonio:

Casaldáliga y el viaje de Juan Pablo II a Nicaragua

«Sé del dolor que le produjo su viaje a Nicaragua. Aún así, me siento en el deber de confiarle la impresión –que otros muchoscomparten- de que sus asesores y la actitud de usted mismo no contribuyeron para que ese viaje extremamente crítico, y necesariopor otra parte, fuese más feliz y, sobre todo, más evangelizador. Se abrió una herida en el corazón de muchos nicaragüenses y demuchos latinoamericanos, así como Ud. se sintió herido en su corazón. El año pasado estuve en Nicaragua. Ha sido mi primera salida de Brasil después de diecisiete años de permanencia en estepaís. Por la amistad que tengo, hace tiempo, con muchos nicaragüenses, por contactos personales o por carta, sentí que debíahacerme presente, como persona humana y como obispo de la Iglesia, en una hora de agresión político-militar gravísima y deprofundo sufrimiento interno. No pretendí sustituir al episcopado local, ni subestimarlo. Creí sin embargo que podía y hasta debía ayudar a aquel pueblo y aaquella Iglesia. Así se lo comuniqué por escrito a los obispos de Nicaragua, tan pronto como llegué. Intenté conversar personalmentecon algunos de ellos, pero no fui recibido. La jerarquía nicaragüense está abiertamente de un lado; al otro lado hay millares decristianos, a los que también se debe la Iglesia». Pedro Casaldáliga, 22 de febrero de 1986.

[22:58, 29/10/2020] Antonio:

La Iglesia de Nicaragua

«No pretendí sustituir al episcopado local, ni subestimarlo. Creí sin embargo que podía y hasta debía ayudar a aquel pueblo y aaquella Iglesia. Así se lo comuniqué por escrito a los obispos de Nicaragua, tan pronto como llegué. Intenté conversar personalmentecon algunos de ellos, pero no fui recibido. La jerarquía nicaragüense está abiertamente de un lado; al otro lado hay millares decristianos, a los que también se debe la Iglesia.
Pienso sinceramente que nuestra Iglesia –yo me siento Iglesia de Nicaragua también, como cristiano y como obispo de laIglesia- no está dando oficialmente en aquel sufrido país, y con repercusiones negativas para toda América Central, el Caribe y paratoda América Latina, el testimonio que debería dar: condenando la agresión, propugnando la autodeterminación de aquellos pueblos,consolando a las madres de los caídos y celebrando, en la Esperanza, la muerte violenta de tantos hermanos, católicos en su mayor parte». Pedro Casaldáliga, 22 de febrero de 1986.

[23:03, 29/10/2020] Antonio:

Comunismo y capitalismo

«¿Sólo con el Socialismo o con el Sandinismo no puede dialogar la Iglesia, críticamente, sí, como críticamente debe dialogar conla realidad humana? ¿Podrá la Iglesia dejar de dialogar con la Historia? Dialogó con el Imperio romano, con el feudalismo, y dialoga, agusto, con la burguesía y con el capitalismo, muchas veces acríticamente, según ha tenido que reconocer una posterior evaluaciónhistórica. ¿No dialoga con la Administración Reagan? ¿El Imperio norteamericano merece más consideración de la Iglesia que elproceso doloroso con que la pequeña Nicaragua pretende ser ella, por fin, arriesgando y hasta equivocándose, pero siendo ella? El peligro del comunismo no justificará nuestra omisión o nuestra connivencia con el capitalismo. Esa omisión o connivenciapodrán «justificar» dramáticamente, un día, la revuelta, la indiferencia religiosa o hasta el ateísmo de muchos, sobre todo entre losmilitantes y en las nuevas generaciones. La credibilidad de la Iglesia –y del Evangelio y del propio Dios y Padre de Nuestro SeñorJesucristo- depende, en gran parte, de nuestro ministerio, crítico, sí, pero comprometido con la Causa de los pobres y con losprocesos de la liberación de los pueblos secularmente dominados por los sucesivos imperios y oligarquías. 

Usted, como polaco, está en condiciones muy personales de entender dichos procesos. Su Polonia natal, tan sufrida y fuerte,hermano Juan Pablo, tantas veces invadida y ocupada, privada de su autonomía y amenazada en su fe por imperios vecinos (Prusia,Alemania nazi, Rusia, Imperio Austro-Húngaro) es hermana gemela de América Central y del Caribe, tantas veces ocupados por elImperio del Norte. Estados Unidos invadió Nicaragua en 1898 y después volvió a ocuparla con sus marines de 1909 a 1933, dejandoa continuación una dictadura que duró hasta 1979. Haití estuvo bajo ocupación de 1915 a 1934. Puerto Rico continúa ocupado hoydía, desde 1902. Cuba sufrió varias veces invasiones y ocupaciones, así como los demás países de la región, especialmente PanamáHonduras y la República Dominicana. Más recientemente Granada sufrió la misma suerte. El propio Estados Unidos exporta para estospaíses sus sectas, que dividen internamente el pueblo y amenazan la fe católica y la fe de otras Iglesias evangélicas… allí establecidas»  Pedro Casaldáliga, 22 de febrero de 1986.


[23:05, 29/10/2020] Antonio:

La visión de América de Casaldáliga es muy coincidente con la expresada por Pacheco en varios poemas.
El dedicado a Cardenal, a Lyndon Johnson, a Santo Domingo. Cito de memoria.


[23:18, 29/10/2020] Antonio: Me releo MANUEL PACHECO:
AL POETA ARRODILLADO A LOS PIES DEL PAPA JUAN PABLO II


Me siento en mi Mecedora Habladora y sigo escribiendo

[9:40, 30/10/2020] Antonio:

Buenos días, buscando la relación de Manuel Pacheco con los defensores del pueblo latinoamericano me encuentro con una nueva fuente para mí fortuitamente. Le doy vueltas a la carta del 2 de febrero de 1986 de Casaldáliga al papa polaco Juan Pablo II. Me acuerdo que Juan María González Antúnez me ha dicho estos días que ve mucho Antonio Machado en los versos de Pacheco. Me encuentro con la expresión Patria Grande en un poema de Casaldáliga.

SONETO LIBRE A LA PATRIA GRANDE

Y serás tú, por fin, la Patria Grande,
India, negra, criolla, libre, nuestra,
un Continente de fraternos Pueblos,
del Río Bravo hasta la Patagonia.

Banqueros, dictadores y oligarcas
engrosarán el polvo del olvido.
No pagarás la deuda que te hicieron.
No aceptarás más multinacionales

que Dios, la paz, el mar, el sol, la vida.
Despertarás los huesos de tus santos
y los arbolarás en pie de Historia.

Serás un parto de utopías ciertas
y el canto de tus bocas hermanadas
enseñará la dignidad al Mundo.


Busco Patria Grande en Google. Y en Cuadernos de Cultura Madrid [¿? ciudad no cierta para burlar a la censura]]1954 número 16 páginas 5-7 Editorial Recuerdo y presencia de Antonio Machado encuentro esta cita de Machado: «Bajo el título «La Patria Grande», en la obra «Sigue hablando Mairena a sus discípulos», Machado escribe estas palabras certeras y admirables:

«La patria –decía Juan de Mairena– es, en España, un sentimiento esencialmente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, los señoritos la invocan y la venden, el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera. Si algún día tuviereis que tomar parte en una lucha de clases, no vaciléis en poneros del lado del pueblo, que es el lado de España, aunque las banderas populares ostenten los lemas más abstractos. Si el pueblo canta la Marsellesa, la canta en español; si algún día grita: ¡Viva Rusia! pensad que la Rusia de ese grito del pueblo, si es en guerra civil, puede ser mucho más española que la España de sus adversarios». En un párrafo siguiente leo «Sin ser marxista, Machado fue un amigo fiel y sincero del Partido Comunista. El 1.º de mayo de 1937, en su carta a las Juventudes Socialistas Unificadas, escribe:

«…Desde un punto de vista teórico, yo no soy marxista, no lo he sido nunca, es muy posible que no lo sea jamás. …Veo, sin embargo, con entera claridad, que el Socialismo, en cuanto supone una manera de convivencia humana, basada en el trabajo, en la igualdad de los medios concedidos a todos para realizarle, y en la abolición de los privilegios de clase, es una etapa inexcusable en el camino de la justicia; veo claramente que es esa la gran experiencia humana de nuestros días, a que todos de algún modo debemos contribuir.»».


Pedro Casaldáliga, ordenado sacerdote poeta en 1952 en Barcelona, tras su formación en el noviciado claretiano de Vic, debió conocer la revista Angelus claretiana de Zafra (Nº 1. Zafra, febrero de 1953).

En esta revista publicaron Manuel Pacheco, Luis Álvarez Lencero, Jesús Delgado Valhondo y se incluyen dibujos de Antonio Vaquero Poblador. Su primer director Francisco Juberías Casas, autor de escritos de espiritualidad. En el número 13 censurado por Martín Sarmiento publicó Pacheco su poema «Todavía está todo todavía».


En 1994 Pedro Casaldáliga da a conocer

TODAVÍA ESTAS PALABRAS

Pedro CASALDÁLIGA

1994

A los que conmigo dicen
de rodillas la Palabra,

a cuantos gritan conmigo
-quizá contra los que callan,
siempre contra los que mienten-,

a los que conmigo emplazan
la lenta aurora del Reino,

… todavía estas palabras..


La versión sin censura de

TODAVÍA de Manuel Pacheco:

TODAVÍA

Todavía no se ha ido todo el humo

Todavía están las sombras

ocultando la libertad de España:

todavía está el hombre con sus naves

5 Haciendo payasadas en el cielo

y el cáncer en la tierra

comiéndose a la gente.

 

Todavía el amor está dormido,

dormida la amapola, el alba y las palomas.

10 Todavía está el hombre jugando con los átomos

y envenenando el aire que respira.

Todavía se pudren los niños,

Se matan los hombres

y la babosa del odio

15 mancha el campo del alma.

 

Todavía está Dios en las iglesias.

Todavía está todo todavía.

Poesía completa (1943-1997), Editora Regional de Extremadura, 1999, III, pág. 116. Edición, introducción y notas de Antonio Viudas Camarasa


Pienso «La patria grande» de Antonio Machado la refiere Casaldáliga a Sudamérica, para Pacheco la Patria Grande es el Universo donde vive el HOMBRE y a este hay que ponerlo en vertical.

Si lo que he escrito no es verdadero, me quedo con el «si non é vero, bene trovato».

Me gustará mucho rectificar si me equivoco, pero es evidente que la escritura de Manuel Pacheco ha sido vista muy sesgadamente por quienes conocían una pequeñísima parte de sus escritos y no se han tenido en cuenta debidamente las relaciones directas que mantuvo con los creadores tanto de España y Portugal como de Hispanoamérica. Manuel Pulido Mendoza nos ha dado una nueva visión muy acertada de Pacheco en América y América en Pacheco que ahora la está perfeccionando y completando para MANUEL PACHECO EN BARCARROTA.

Pacheco desde Badajoz emitía mensajes para todo el mundo y a su vez con las cartas y revistas recibidas recibía mucho de lo que el mundo emitía.

El análisis de la revista del partido comunista CUADERNOS DE CULTURA, supuestamente editada en Madrid, coincidiendo con la militancia de Francisco García Hortelano en el partido comunista, que lo ignoró para su antología, puede darnos muchas claves (El grupo poético de los años 50. Una antología (Taurus, 1978) y con la visita misión clandestina de Federico Sánchez (Jorge Semprún) a la España de Franco.

  • Leer. Debo leer cuando pase el tsunami Manuel Pacheco en Barcarrota  2020 muy detenidamente y buscar la identidad de los colaboradores de Cuadernos de Cultura → Cuadernos de Cultura, Madrid 1952-1955 (http://www.filosofia.org/hem/dep/pce/cc.htm)

Sigo anotando:

  • Relacionar la actividad del Partido Comunista de España, el de Santiago Carrillo y Pasionaria,  en la clandestinidad con los movimientos católicos donde fue muy activo Luis Álvarez Lencero.
  • Entender la memoria inteligente cajaliana de la cultura de Badajoz durante la vida de Manuel Pacheco.
  • La intervención de Pacheco en los recitales de la transición. Nando Juglar debe saber mucho sobre esta época.
  • Pacheco en las plazas y ninguneado por Francisco García Hortelano en su antología.
  • ¿ Choque de generaciones? Leo que Francisco García Hortelano:  » Cultivó amistad con intelectuales y escritores de su generación como Juan Benet, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma, Juan Marsé y Ángel González»

y comento «No leyó con buenos ojos la obra de Manuel Pacheco» o simplemente la ignoraba porque no era de su círculo


[9:40, 30/10/2020] Antonio:

Mecedora Habladora te desea un feliz día de VIERNES de octubre de 2020


[9:46, 30/10/2020] Juan María González  Antúnez Bib Barcarrota:

Buenos días. Empezar la jornada siendo citado por un académico en un artículo mola!!! Y más si se relaciona Pacheco- Machado-Juan Pablo II… así da gusto🤩🤩

 

Reflexión. Manuel Pacheco en 1983 se adelantó a Pedro Casaldáliga y le dijo al papa Juan Pablo II que su visita para Ernesto Cardenal y la Iglesia de la Patria Grande:

El Papa fue una nube

que no llovió paz sobre tu alma. Manuel Pacheco, 1983

El papa no llovió paz para la Patria Grande.

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad