en Diálogos en la Sociedad Científica de Mérida, Dietario Antonio Viudas Camarasa AZV, LENGUAS DE EXTREMADURA, Material Didáctivo, MEMORIA INTELIGENTE, Opinión, PROFESOR TITULAR DE UNIVERSIDAD EN FUNCIÓN DE SUSTITUTO DEL SUSTITUTO, SENDERISMO DE HOSPITAL, Uncategorized

2019 09 10 San Lorenzo, patrón de Huesca

CARTA ABIERTA AL JUBILADO JOSÉ MARTÍN MARTÍNEZ RIQUÉ

Diálogos en la Sociedad Científica de Mérida

Por Antonio Viudas Camarasa

[00:02, 17/7/2019] Antonio:

  • Estoy viendo desde mi terraza en el silencio de la noche con aullidos de perro al fondo el eclipse de luna del día de la Virgen, de la Virgen del Carmen. Recuerdo ese día de procesión marinera hace años en Tuy.
  • Te escribo, Martín, está carta abierta porque con motivo de tu jubilación me acuerdo que una vez hace veinte años escribí «Al final de la vida de una persona quedan la familia y un amigo». Tengo la familia y aquel amigo de hace hace veinte años está en standby. A ti, como a mí, en la Sociedad Científica de Mérida nos ha sucedido lo mismo. Tú has compartido lo tuyo y yo lo mío y ahora resulta que tú y yo además de la familia tenemos muchos, muchísimos amigos.
  • Te escribo porque los amigos como decía y pudo haber dicho Cicerón no son eternos, pero la amistad tiene algo de eterno. Esto es lo que nos está sucediendo en la Sociedad Científica de Mérida: compartir es ganar amigos.
  • Tu periplo por ESPAÑA ha sido un ejercicio de libertad científica compartida. El eclipse lunar toca a su fin y mi carta también. Buenas noches desde el Oeste de España a los residentes en Lund. Abrazos, Antonio.

[10:01, 17/7/2019] Martín Martínez RIQUÉ SC Lund Suecia:

  • Respuesta a una carta abierta. ¿Cómo empezar? Que yo también busqué la luna anoche. Que yo también respiré profundo la fragancia de las noches cálidas de julio, mientras pensaba en la vida.
  • Es verdad, Antonio, que la jubilación da que pensar, pero en mi caso fueron simplemente unos pocos días de perplejidad, pero ya pasó.
  • Ahora soy, como mi amigo austriaco se autodenomina, un privatista. Dispongo de mi vida como me place, elijo mis guerras y mis paces, soy un “friherre” un hombre libre.
  • Tu carta me recuerda la importancia de la amistad. Un amigo es como un espejo; por medio de él o de ella descubrimos nuestra esencia, descubrimos nuestro lugar en la vida. No hay nada más reconfortante que las muestras de amistad de nuestros amigos.
  • La Sociedad Científica de Mérida es una amistad extendida, una gran colla de amigos con el techo muy alto y un corazón palpitante que se abre a las buenas causas y que busca siempre nuevos horizontes.
  • Es fácil pensar en la SCM en singular, como un solo amigo, para después entrar en relaciones más personales con cada uno de sus miembros. Amigo Antonio: ¡qué suerte tengo de contar con tu amistad!

[21:27, 9/8/2019] Antonio:

  • Desde el 17 de julio y desde que escribí esta carta abierta, Martín, me da la sensación de que ha pasado mucho tiempo.
  • He creado la palabra Emeritalgo y carpear. La primera con sufijo de las hablas leonesas en antroponimia Extremeña. No meritazgo sino meritalgo con evolución propia Extremeña. Del mismo que en Fuero de Cáceres he leído siempre Julgar y no juzgar a la Castellana ni jutjar a la catalana. La segunda de Carpo latín a carpear o carpar.

 

  • He escrito el borrador del libro «No ser emérito no es un demérito» que en papeles ya ha tenido numerosos lectores. Estoy preparando la versión definitiva para la imprenta. La dejaré reposar y antes de imprimirla en papel se la leeré a las olas del mar de Sines que son muy amigas mías.
  • Precisamente en mi carta te cité a Cicerón y en esta última semana gracias a tu generosa amistad no he parado hasta releer De senectute y De amicitia.
  • Era imprescindible para culminar el libro y preparar el Homenaje a Extremadura como mi entrada activa en las clases pasivas arropado en un clásico respetuoso con sus dioses paganos y muy preocupado por la convivencia de ancianos y jóvenes unidos por el lazo de la amistad para defenderse de los enemigos cultivando la virtud, distinguiendo claramente la amistad de la indigencia, la necesidad y la adulación.
  • Siempre unida la amistad a su raíz etimológica, es decir amar. Amar y amistad corren siempre juntas. Sin amor no hay amistad y sin la amistad no se pueden compartir conversaciones ni diálogos en nuestros encuentros a los que con Cicerón llamamos conversaciones al atardecer, saraos, convivencia, convivium, Simposium, beber juntos. Por tanto, amigo, Martín, sigamos carpeando nuestros días y manteniendo nuestras conversaciones hablando y dialogando en torno al Homenaje a Extremadura. Salve, amice Martine.

[21:58, 9/8/2019] Martín Martínez RIQUÉ SC Lund Suecia:

  • Será un placer y un gran honor compartir contigo y participar en ese evento, que con tanto cariño hacia Extremadura y tus amigos has concebido. Gracias, amigo Antonio.

 

Homenaje a Extremadura en No ser emérito no es un demérito

Start typing and press Enter to search