en Material Didáctivo, Uncategorized

2018 09 05 Antonio Viudas Camarasa

SENDERISMO DE HOSPITAL

Santiago Ramón y Cajal y Gregorio Marañón al fondo

Libro en proceso de redacción. Venta en librerías a partir de diciembre 2018

 

El cáliz de España de César Vallejo, desde Porto Covo (Portugal)

 

“A dar agua a su caballo a las orillas del mar”

Desde que he llegado al Atlántico le doy vueltas al verso “A dar agua a su caballo a las orillas del mar” del romance que cita María Josefa Canellada en Penal de Ocaña, solaz lírico en descanso de enfermera entregada en el Hospital de Sangre en el antiguo presidio de Ocaña (Toledo).

Madrugo el lunes y me acerco a la playa de la Vieirinha. Son las nueve de la mañana portuguesas. Muy poca gente. Entre ella el guarda de una escuela de surfing. Se me queja de que este año ha habido escasa clientela.

 

 

Hacia el Algarve Porto Covo,  el puerto y la térmica de Sines dirección Lisboa.

 

Quiero descubrir el ritmo de la versión que aprendí de niñ0 en el libro de segundo bachillerato de editorial SM. Gracias a mi amigo Youtube juego a actor de pasarela de playa con la versión de Monserrat Sanuy Simon. MEC 1984, que sabe a diminutivo asturiano cuando habla de la infantina apenada que

“no dejaba de llorar. El murió a la medianoche y ella a los gallos cantar. A ella como hija de reyes la entierran en el altar, y a él como hijo de conde unos pasos más atrás”.

El romance tiene numerosas versiones como las matanzas de la guerra civil española.

LA FELICIDAD ES POSIBLE

Saludo a una pareja joven emprendedora. Ella callada casi muda no suelta palabra. Es alemana. Él, portugués afincado en Berlín.

Se les ve felices. Llevan tres meses viajando por Europa. Han visitado Francia, España y Portugal. Les quedan otros tres meses para hacer su recorrido europeo.

Él está muy satisfecho porque es el tercer propietario de una Mercedes Benz que tiene más de treinta años. Su primera misión fue ser auxiliar automovilístico en misión catastrófica.

Me explica que la ha tuneado con aislamiento de madera de abeto de Los Alpes. Es un vehículo histórico. Me ilustra: La B  significa Berlín  y termina su martrícula con una H. H de vehículo histórico.

Precisamente lo que estoy buscando en las orillas del mar la historia del romance El Conde Olinos. No entiendo cómo el Conde Olinos abreva a su caballo en las orillas del mar y su voz se confunde con la de una sirenita. No entiendo cómo el conde y la infantina mueren. Tampoco entiendo porque Maria Josefa Canellada atiende a tanto herido de guerra en Madrid y Ocaña. En la guerra no se entienden muchas cosas y una de ellas es por qué los hombres se matan unos a otros.

EL MIRANDÉS SEGUNDA LENGUA OFICIAL DE PORTUGAL

Paso el día en la playa y al atardecer me doy mi baño de sauna con agua de 30 grados. A un joven de veinticinco años, vigilante socorrista le pido quitarme la arena de los pies en la fuente del puesto. Me dice que es de Miranda de Douro. Le pregunto si habla mirandés. Le digo que ese territorio en la Edad Media perteneció al reino de León. No habla mirandés. No conoce mucho del padre Mourino, descubridor y divulgador  del habla tan singular y amigo epistolar de Ramón Menéndez Pidal y Leite de Vasconcellos. Conoce poco de la historia lingüística de su zona.

Ha visto pasear la colección de coches antiguos de mi amigo Meirinhos, que consiguió que Portugal declarara el mirandés como segunda lengua oficial de portugués. Cuando un político se dedica a la cultura su obra siempre queda. Mi joven mirandés cobra ochocientos euros mensuales por salvar vidas durante tres meses. Es un joven que se forja su futuro como tantos otros en Europa. Se siente casi español y desea que pronto se termine la autovía que unirá Miranda de Douro con Zamora y Salamanca. Me confirma que el barco pajarólogo sigue navegando turísticamente por el Duero de Miranda de Douro.

PARIAS DEL MUNDO DESTROZAN UN PUNTO AZUL PARA AUTOCARAVANAS

Hay que hacer zafarrancho. Llevo mi autocaravana a la estación de servicio de un área comercial. Una idea que funcionaba perfectamente por la insolidaridad y la educación del todo gratis europea se va a ir al traste.

 

El abuso de todas las clases sociales no ha sabido conservar algo muy útil para el autocaravanero. Dejadez del centro comercial y vandalismo internacional ciudadano nos hace a todos aprovecharnos de los gratis sin saberlo mantener.

Destrozo y abuso del mal uso. Algunos usuarios residentes en Sines aprovechan para llenar de agua sus garrafas y de este modo conseguir a fin de mes unos euros menos en la factura de su consumo.

En todo el mundo lo que se nos da gratis no se aprecia. Algunos hay que no se enteran de este hecho.

Me acuerdo del engaño del Lazarillo con las uvas que le manga al viejo ciego junto al Tormes. La historia se repite y el final termina casi siempre en destrozo… y abuso.

Me recuerda este hecho lo difícil que es llevar a cabo cualquier revolución con un pueblo internacional sin ética y solidaridad.

Al fondo la utopía de la canción “Arriba los pobres del mundo”. Sin educación, ética y moral es muy difícil la convivencia de los pueblos de la tierra. Indago y me documento que este canto originario francés ha sido himno adaptado a diversas entidades y países del mundo.

La misma música, pero como el Conde Olinos, con ritmos y letras adaptados a las mentalidades y geografías.

Ni el Conde Olinos ni el canto guerrero revolucionario arreglarán mi punto azul para autocaravanas en Sines. La estación de servicio dejará de ofrecer esta gentileza gratuita.

Los parias del mundo nos quedaremos por nuestra culpa sin un punto azul en el oasis de Sines.

¿Si el centro comercial no es capaz de educar ecológicamente hablando a los parias del mundo quién los puede educar, educarnos? Desde luego los Estados pasan del punto.

El cáliz de España se asienta en la cultura y la ciencia que añoran María Josefa Canellada y César Vallejo

Las referencias a la España culta son numerosas en Penal de Ocaña. Nunca imaginé que la obra iniciada por Cajal, como presidente de la Junta de Ampliación de Estudios,  estuviera tan bien reflejada en Penal de Ocaña.

 

El logro de la Ciudad Universitaria proyectada por Alfonso XIII y terminada durante la Segunda República se fue al traste en los bombardeos de Madrid, pero la ciencia y la cultura generada en España en el período Cajal sigue viva.

 

Viva en Penal de Ocaña con referencias a Os Lusiadas,  La Biblia, La Ilíada en versión original y traducción al margen en francés, la Crónica Silense y la Tudense y a los grandes de Siglo de Oro en boca de Miguel Ángel Arriola y otros guiños de la estudiante de filosofìa y letras transformada en enfermera voluntaria que se despide de su maestro Tomás Navarro Tomás que representa lo que quedaba en Madrid de la Junta de Ampliación de Estudios (Machado, Pío del Río Hortega, Moles, Menéndez Pidal y otros).  Todos trasladados en dos autocares hacia Valencia junto a sus apuntes y trabajos de laboratorio.

César Vallejo me da la clave a finales de 1937 que la fuerza de España está en la cultura, citando entre otros a Santiago Ramón y Cajal.

Enumera las cosas de Españoles y no podía faltar, mi Cajal,

“o a Cajal, devorado por su pequeño infinito”,

 

nuestro Cajal de la Sociedad Científica de Mérida, el Cajal al que olvidan los ministerios en sucesión de partitocracia y se acuerdan de él solo para quitarle un galón ganado a pulso que le pusieron en el centenario de su nacimiento en 1952 y al que renunció en vida y no quiso tenerlo… Vallejo versifica:

“El mundo exclama: “¡Cosas de españoles!” Y es verdad.
Consideremos,
durante una balanza, a quemarropa,
a Calderón, dormido sobre la cola de un anfibio muerto
o a Cervantes, diciendo: “Mi reino es de este mundo, pero
también del otro”: ¡punta y filo en dos papeles!
Contemplemos a Goya, de hinojos y rezando ante un espejo,
a Coll, el paladín en cuyo asalto cartesiano
tuvo un sudor de nube el paso llano
o a Quevedo, ese abuelo instantáneo de los dinamiteros
o a Cajal, devorado por su pequeño infinito, o todavía
a Teresa, mujer que muere porque no muere
o a Lina Odena, en pugna en más de un punto con Teresa…”

Vallejo cita a los grandes y recuerda a la militante comunista Lina Odena, recordada por Dolores Ibárruri cuando le nombraron comandante honoraria del 5º Regimiento de las milicias populares, “en pugna en más de un punto con Teresa”,  la escritora abulense.

Si esa España cae, las nuevas generaciones la levantarán estudiando el acervo cultural de Cervantes, Calderón, Goya, Coll [desconozco a quien se refiere], Quevedo, Teresa. Los cinco que conozco muy leídos y entendidos por Ramón y Cajal.

Estoy situando Penal de Ocaña y me encuentro con que César Vallejo escribió a finales de 1937 “España, aparta de mi este cáliz” y como han dicho algunos estudiosos en ese año no creía en el triunfo de la República.

Lo mismo le sucedió a Eloína, la protagonista de Penal de Ocaña que desaparece y nunca nadie la encontró a pesar de los esfuerzos que pusieron en ello, la autora de la novela, María Josefa Canellada y Miguel Ángel Arriola.

Vallejo llama a los niños de España, de la España de 1937 y les dice, –como le recuerda hoy a quien lo lea–:

“Si cae –digo, es un decir– si cae
España, de la tierra para abajo,
niños ¡cómo vais a cesar de crecer!
¡cómo va a castigar el año al mes!
¡cómo van a quedarse en diez los dientes,
en palote el diptongo, la medalla en llanto!

y sobre todo estos dos últimos versos:

“España cae, digo, es un decir,
salid, niños, del mundo; id a buscarla!…”.

Es evidente que las nuevas generaciones tendrán que ir a buscarla si España cae. Ha habido varias generaciones, que una vez caída España, la han sabido, la hemos sabido levantar.

“..si la madre
España cae -digo, es un decir-
salid, niños del mundo; id a buscarla!…”

Mejor edición. Los niños del mundo en busca de la madre España.

En la noche de mi senderismo pos-operatorio por el mar de Sines he empezado a saborear esta lectura compartida de César Vallejo. Veo la guerra civil desde otra perspectiva a la que me han dado los historiadores al uso. Las fuentes del Nilo siguen en pie y hay que seguir buscándolas.

¿Por qué me han escondido tanta información? Creo que porque la desconocían o no sabían interpretarla o porque las cataratas impedían a los cuidadores de la interpretación de la historia de la guerra civil leer a César Vallejo como él escribió sus poemas.

Si cambio guerra civil por la España actual sigue vigente que tenemos que cuidar de los que aman a España, de los héroes de papel de hoy, de nuestro propios muertos que se van yendo poco a poco, del sistema de partitocracia que gobierna a España y cómo no España se tiene que cuidar de su futuro…. para mejorarlo con los niños que la levantarán del sesteo en que dormita.

 

Y saboreo estos versos del gran desconocido César Vallejo y me identifico con ellos

“Proletario que mueres de universo, ¡en qué frenética armonía
acabará tu grandeza, tu miseria, tu vorágine impelente,
tu violencia metódica, tu caos teórico y práctico, tu gana
dantesca, españolísima, de amar, aunque sea a traición,
a tu enemigo!

 

” El arte de amar a traición a tu enemigo, es un arte solo es capaz de hacerlo los españoles en “esas cosas de españoles”.

 

En la guerra escribe César Vallejo matan, en la guerra se mata:

“¡Porque en España matan, otros matan
al niño, a su juguete que se para,
a la madre Rosenda esplendorosa,
al viejo Adán que hablaba en alta voz con su caballo
y al perro que dormía en la escalera.
Matan al libro, tiran a sus verbos auxiliares,
a su indefensa página primera!
Matan el caso exacto de la estatua,
al sabio, a su bastón, a su colega,
al barbero de al lado -me cortó posiblemente,
pero buen hombre y, luego, infortunado;
al mendigo que ayer cantaba enfrente,
a la enfermera que hoy pasó llorando,
al sacerdote a cuestas con la altura tenaz de sus rodillas…”

 

 

Solo la muerte morirá y la vida renacerá en esperpento:

 

“¡Unos mismos zapatos irán bien al que asciende
sin vías a su cuerpo
y al que baja hasta la forma de su alma!
¡Entrelazándose hablarán los mudos, los tullidos andarán!
¡Verán, ya de regreso, los ciegos
y palpitando escucharán los sordos!
¡Sabrán los ignorantes, ignorarán los sabios!
¡Serán dados los besos que no pudisteis dar!
¡Sólo la muerte morirá! ¡La hormiga
traerá pedacitos de pan al elefante encadenado
a su brutal delicadeza; volverán
los niños abortados a nacer perfectos, espaciales
y trabajarán todos los hombres,
engendrarán todos los hombres,
comprenderán todos los hombres!”

César Vallejo, Himno a los voluntarios de la República

 

Y qué pocas veces ha salido en la prensa que César Vallejo cantó las batallas del Frente extremeño de la guerra incivil y ahora las leo con gozo de entender lo que supuso de nuevo que César Vallejo se explicara por primera vez en la voz de Zamora Vicente en las Universidades de Salamanca y Madrid.

César Vallejo el escritor escondido y callado que veo que nadie ha sacado a relucir, excepto un discípulo de AZV en 1983. Ahora gracias a internet puedo compartir con vosotros esto que muy pocos han leído y si lo han leído nunca lo han compartido:

“Hombre de Extremadura,
oigo bajo tu pie el humo del lobo,
el humo de la especie,
el humo del niño,
el humo solitario de dos trigos,
el humo de Ginebra, el humo de Roma, el humo de Berlín
y el de París y el humo de tu apéndice penoso
y el humo que, al fin, sale del futuro.
¡Oh vida! ¡Oh tierra! ¡Oh España!
¡Onzas de sangre,
metros de sangre, líquidos de sangre,
sangre a caballo, a pie, mural, sin diámetro,
sangre de cuatro en cuatro, sangre de agua
y sangre muerta de la sangre viva!

Extremeño, ioh no ser aún ese hombre
por el que te mató la vida y te parió la muerte
y quedarse tan sólo a verte así, desde este lobo,
cómo sigues arando en nuestros pechos!
iExtremeño, conoces
el secreto en dos voces, popular y táctil,
del cereal: jque nada vale tanto
una gran raíz en trance de otra!
Extremeño acodado, representando el alma en su retiro
acodado a mirar
el caber de una vida en una muerte!

iExtremeño, y no haber tierra que hubiere
el peso de tu arado, ni más mundo
que el color de tu yugo entre dos épocas; no haber
el orden de tus póstumos ganados!
iExtremeño, dejásteme
verte desde este lobo, padecer,
pelear por todos y pelear
para que el inviduo sea un hombre,
para que los señores sean hombres,
para que todo el mundo sea un hombre, y para
que hasta los animales sean hombres,
el caballo, un hombre,
el reptil, un hombre,
el buitre, un hombre honesto,
la mosca, un hombre, y el olivo, un hombre
y hasta el ribazo, un hombre
y el mismo cielo, todo un hombrecito!” César Vallejo, Batallas

Y creyendo en un hombre nuevo, resucitado, César Valejo escribió este esperanzador MASA:

 

“Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: “¡No mueras, te amo tanto!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos repitiéronle:
“¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando “¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: “¡Quédate hermano!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos lo hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazo al primer hombre; echóse a andar…
” César Vallejo, Masas, “España, aparta de mi este caliz”. https://es.wikisource.org/wiki/Masa

 

Y César Vallejo le aconseja a España, que se cuide de su propia España:

¡Cuídate de los que te aman!
¡Cuídate de tus héroes!
¡Cuídate de tus muertos!
¡Cuídate de la República!
¡Cuídate del futuro!…”, César Vallejo, “Cuídate, España, de tu propia España” https://es.wikisource.org/wiki/Cu%C3%ADdate,_Espa%C3%B1a,_de_tu_propia_Espa%C3%B1a

 

Y desde Porto Covo, Sines, Portugal me dirijo a España y le pido que se cuide de su futuro.

 Cela, amigo de AZV

 

 Vargas Llosa, discípulo de AZV

 

Julia Navarro

Cela, amigo de AZV, Vargas Llosa, discípulo de AZV y Julia Navarro novedades de Otoño en Continente SINES

Peixoto peregrina a Fátima. La religión de nuevo interesa…

Por la transcripción. Antonio Viudas Camarasa. Senderismo insomne de recuperación en Sines. 5 de septiembre de 2018. 7:21 hora AM portuguesas.

 

 

 

 

Start typing and press Enter to search