en ACTUALIDAD, PACHECO 2020

2020 11 29

PROSEMA EN FORMA DE MUÑECOS PLANCHADOS

MANUEL PACHECO

[1995]

            ¿Se pueden planchar los muñecos? Vosotros habéis puesto en escena la historia medieval entre el amor y la muerte en el Mediterráneo del Siglo XIV, con muñecos dibujados en cartones representando reyes y guerreros y dándole al cartón en estado catatónico la viveza de la expresión vivísima  de la Vida. Los Titiriteros de Binéfar lograron con sus alucinadas imaginaciones levantar a estos lázaros.

                        Creo que es sencillo escribir versos, menos sencillo escribir poemas, pero lo difícil es meter en el poema el roce del vuelo de una alondra llamada poesía, y como en el prosema puede entrar todo, viene a cuento, o a relámpago de fantasía un fragmento de mi poema; Yo siempre sé lo que quiero porque nunca quiero nada / A veces cojo una alondra / y la meto en una jaula / pero la jaula es de humo / y la alondra se me escapa y eso es lo que habéis pretendido vosotros ¿Titiriteros de la Luna? y con el ansia de comunicación con el público hicisteis de dioses dándole vida a la materia inerte, como dicen que Dios creó al Hombre del barro.

                        La música, la pintura y la poesía se han hermanado, y con unos simples cajones secretos sacasteis de sus fondos, tiendas de campañas, bodas, palacios y ciudades atacadas por la ferocidad de la guerra, por la violencia que siempre trae la venganza; vosotros habéis penetrado en la poesía y sois magos de la pintura y de la música; habéis logrado emocionar al público con la defensa de antiguos guerreros defendiendo la libertad con esos simples y maravillosos actores que son muñecos planchados.

                        Los que tengan en el cerebro, donde yo creo reside el alma, algo más que la foto de una radiografía que parece una nuez desnuda, os seguirán aplaudiendo. Los espectadores que no tengan prejuicios de edad si son hombres o mujeres se harán niños contemplando la magia que habéis logrado con vuestros muñecos que están vivos, y los niños se quedarán alucinados y gustarán de vuestras actuaciones, porque ellos no han perdido la libertad de la imaginación.

                       Badajoz, 24 de Diciembre de 1995



WebHemeroteca 2005 09 22

DIARIO DE UN ACADÉMICO DE PROVINCIAS

Por

Antonio Viudas Camarasa

Académico Numerario, en posesión de la Medalla número 20,

 de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Prosema Web dirigido a Manuel Pacheco

Extremeños de HOY 2004

A Miguel Murillo, escritor, nieto de la condesa

 que le dio el primer sueldo 

a Manuel Pacheco 

y regaló palmeras filipinas al parque de Castelar de Badajoz



WebHemeroteca 2005 09 22

LOS TITIRITEROS DE BINÉFAR VISTOS POR EL ESCRITOR MANUEL PACHECO (1920-1998)

Antonio Viudas Camarasa

Real Academia de Extremadura

 

2005 09 22

 LOS TITIRITEROS DE BINÉFAR VISTOS  POR EL ESCRITOR MANUEL PACHECO (1920-1998)

Antonio Viudas Camarasa

Real Academia de Extremadura

 

Era un quince de diciembre de 1995. Los titiriteros de Binéfar habían concertado dos actuaciones en un teatro de Badajoz. Por la mañana actuaron para los niños y por la tarde para un grupo de amigos e intelectuales, aunque la sesión fue pública. Empieza la función y en la sala está sentado Manuel Pacheco. Observa a los actores como tantas otras en las salas de teatro del Badajoz vivido por el poeta. Ve el esfuerzo de mis paisanos de Binéfar y admira la técnica del grupo. Estoy a su lado y no parpadea. Se introduce en la escena como si fuera uno de los  protagonistas.

            Termina la función y se oyen los aplausos del poeta. Con poco aforo la sala está en familia. Entramos al camerino, acompañados de Miguel Murillo, joven dramaturgo de éxito. Pacheco saluda al grupo bohemio. Sorpresa. El matrimonio fundador se maravilla: conocen al poeta cuyos libros vendían, junto con otros de la editorial Zix, en tenderetes por las plazas de la libertad. Conmoción, alegría y reencuentro entre trabajadores de la poesía y las artes.

            A la semana siguiente Pacheco me entrega su impresión de la obra Almogávares, que vimos en aquella fría y desangelada noche. Hoy rebusco entre mis papeles y encuentro revividos aquellos momentos gratos en giros literarios de Manuel Pacheco. Vio en la representación de los titiriteros de Binéfar la presencia del hombre y de la vida.

 

Detalle del cartel  “Almogávares” de los Titiriteros de Binéfar. Foto © aviudas 2002

 

  Pacheco produce poemas y prosemas. Está muy orgulloso de haber inventado esa palabra. La poesía es una cosa y la escritura en prosema es otra. El prosema muestra al escritor después de una velada, un día de campo, la lectura de un libro, la visión de una película u obra de teatro. Aquella noche fría de invierno salimos del camerino por la puerta de los comediantes, pero Pacheco se fue con el alma llena de historia aragonesa, desarrollada en el mar Mediterráneo.

            Para que no se pierda y se publique en tierras de Aragón transcribo el prosema inédito que dedicó a los comediantes de Binéfar, el grupo Los Titiriteros, mis paisanos de La Litera.

 11 de septiembre de 1997

 

«Pacheco produce poemas y prosemas. Está muy orgulloso de haber inventado esa palabra. La poesía es una cosa y la escritura en prosema es otra. El prosema muestra al escritor después de una velada, un día de campo, la lectura de un libro, la visión de una película u obra de teatro.» Antonio Viudas Camarasa, 1997



Publicado en un portal gratuito de telefonica.com.

 

Recuperado el 29 de noviembre de 2020, víspera de San Andrés, inicio del invierno Covid-19 del año 2020



www.dialectus.com

Inaugurado el 13 de junio de 2002

Festividad de San Antonio de Padua

DIALECTOLOGÍA FILOLOGÍA

CREACIÓN LITERARIA

LITERATURA

Portal de humanidades

©dialectus.com.2002.Diseño, texto, vídeos e imágenes. Dominio de Antonio Viudas Camarasa Realizada con fines didácticos y sin ánimo de lucro.

  AVISO DE COPYRIGHT

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad