en SENDERISMO DE HOSPITAL

2018 08 07 Antonio Viudas Camarasa

ANTONIO VIUDAS CAMARASA

SENDERISMO DE HOSPITAL

Pensamientos clínicos con Cajal, Unamuno y Marañón

Libro en proceso de redacción

Venta en librerías a partir de diciembre 2018

MONÓLOGOS DIALOGADOS

 

El legado de Santiago Ramón y Cajal en la Real Academia de Extremadura

Entrevista en Canal Extremadura Radio a Antonio Viudas Camarasa, 7 de agosto de 2018

Rufino, alma de la Sociedad Científica de Mérida, anuncia en el foro «Entrevista a Antonio Viudas Camarasa, 7 de agosto de 2018, en Canal Extremadura Radio a partir del minuto 40’26 12:46 horas http://www.canalextremadura.es/alacarta/radio/audios/el-sol-sale-por-el-oeste-3h-070818

Entrevista que emite Canal Extremadura Radio anunciando mi conferencia programada El legado de Santiago Ramón y Cajal en la Real Academia de Extremadura para el  22 de agosto, miércoles, 9:30 h en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Edito para su lectura en versión final, apoyándome en la transcripción cuasiliteral de la entrevista. El lenguaje directo de la radio tiene muy poco que ver con el lenguaje vivo escrito. Traducir una entrevista radiofónica a texto literario es casi imposible. El tono, las repeticiones, los anacolutos se notan en la escritura. En el lenguaje oral son elementos esenciales que no ofenden el oído del radioescucha.

Antonio León presenta el contenido del curso y mi conferencia:

Doce cuarenta y seis, recta final de este  Sol que sale por el Oeste y que llegará hasta la una, en presencia de la Sociedad Científica de Mérida.

Ya saben que este apartado es el que dedicamos a hablar de las actividades de la Sociedad Científica Emeritense, que trascienden. En este caso van a participar por ejemplo en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en su sede del Palacio de la Magdalena, en Santander, del 20 al 24 de agosto y, van a ser unos cuantos ponentes los que estén allí, unas cuantas ponencias las que se presenten,  entre ellas, la de Antonio Viudas Camarasa, que estará el miércoles 22, sobre El legado de Santiago Ramón y Cajal que se conserva en la Real Academia de Extremadura.

Hoy queremos centrarnos en esta ponencia, dentro de ese apartado de la Sociedad Científica Emeritense, que como siempre decimos es Sociedad Científica Extremeña porque agrupa a mucha gente dedicada al conocimiento, que no sólo porque esté radicada en Mérida, pertenece a muchos lugares de la región.

Antonio Viudas Camarasa, buenos días, qué tal. Hola, ¿ cómo estamos?.  Antonio Viudas Camarasa está ahí. Ahora sí, hola,  buenos días.

Divirtiéndome leyendo a Cajal

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — Sí, estamos.

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– Estamos, estamos. ¿Qué tal cómo va la cosa?

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — Pues, muy bien. Divirtiéndome leyendo a Cajal.

La sociedad científica extremeña, internacional y nacional

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– La Sociedad Científica Extremeña ya empieza a ser una sociedad científica extremeña, ¿no? Por su representatividad y su potencia.

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — Yo creo que es una sociedad ya internacional.  No sólo extremeña. Nacional también porque la repercusión está siendo muy importante.

Legado Cajal en la Real Academia de Extremadura

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– Bueno, hemos tenido ocasión de coincidir en muchas veces en la sede de la Real Academia de Extremadura en mi etapa de la Cadena Ser allí en Trujillo y en la etapa de mi queridísimo,  nuestro queridísimo Santiago Castelo. Y usted, claro, conoce muy bien el legado Ramón y Cajal el que está en la Academia. Vamos a poner un poco en antecedentes a la gente que nos escucha. ¿De dónde viene este legado?

Antonio Viudas Camarasa. SCM: Pues este legado viene de una historia de amor. Una historia de amor entre un militar en la guerra, García Durán Muñoz, al que hieren en el Frente del Ebro y es atendido por una jovencita que es nieta de Ramón y Cajal, Encarnación Ramon y Cajal Conejero. Pasada la guerra se casan.

En el año 40 empieza ya el idilio fuerte por el amor de García Durán hacia la nieta y hacia la persona de Cajal.  Y ese García Durán joven, licenciado en Derecho, es destinado a Vitoria como responsable del Servicio Nacional del Trigo, entidad que se estaba creando entonces y allí en Vitoria empieza a publicar algunos libros y tratados sobre Cajal. En esa Vitoria, curiosamente, coincide ya, con la inaguración del Patronato Ramón y Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en la posguerra y ahí ya está García Durán, luchando desde el exilio interior de un noble liberal por la figura de Cajal. Y de ahí participa en el centenario del nacimiento de Cajal. En el 52 es uno de los promotores. Se presenta a un premio Vida y obra de Cajal.  Y claro el primer biógrafo de la posguerra en España es García Durán Muñoz.

A partir de ahí el legado de la biblioteca llega a Extremadura, En el testamento de Cajal dice que se divida la biblioteca entres sus dos hijos: Jorge y Luis.

Jorge había fallecido en enero del 36, es el padre de Nana, la madre de esta también había fallecido con anterioridad y quien recibe el legado es Nana. Se divide la biblioteca en dos partes, una para la parte de Luis, que vive en esos momentos claro está, y la otra parte para los descendientes de Jorge, la que sería marquesa de Ramón y Cajal, María que tiene 100 años que vive todavía y Encarnación. Estoy en contacto con la hija de María Urioste. Y esa parte de las dos partes llega a Extremadura porque María, como García está tan emocionado con los libros de Cajal pues le dona su parte y durante muchos años en la calle de San Pedro de Alcántara de Cáceres se mantuvo ese legado vivo y acrecentado por la biblioteca personal tan importante de García Durán Muñoz, un noble liberal extremeño que vivió el exilio interior, que trabajó mucho codo con codo con los hombres del exilio interior de aquella época, pues, eran Ridruejo,  eran Laín Entralgo y otros muchos. Era lo que había para salvar la memoria de Cajal. Luego ya  el legado Cajal está muy dividido y ahora tenemos en Extremadura la mayor parte de la biblioteca particular de Cajal, porque el resto está muy disperso e incluso perdido.

Para conocer a un hombre hay que mirar su biblioteca

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– No sé quien decía que para conocer a un hombre había que mirar su biblioteca. Es una forma fantástica de conocer a una persona por los libros que maneja. Y en esos libros se ve algunas de la principales preocupaciones que tenía Ramón y Cajal. ¿Cuáles eran los principales temas que le interesaban?

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — Pues a Cajal le interesó todo. Era un humanista. Era de esa generación anterior al noventaycho, pero que coincide con ella con muchas cosas. A Cajal lo primero que le interesó en su vida científica fue la fotografía. Estoy viendo el inventario que tenenemos del legado depositado en la Academia, que es mucho, pero no están todos los libros que pertenecieron a Cajal. Estoy trabajando con mil y pico libros, fichados en Trujillo. Tengo una relación de 500 que fichó un investigador en el Palacete Cajal, de la parte que heredó su hijo Luis. Analizando el inventario me encuentro que en las Ferias y Fiestas de Huesca, además de toros, en las fiestas de 1870, cuando era bachiller era una novedad hacer fotografías con la técnica del daguerrotipo. Cajal se introducjo en el mundo de los feriantes, entró en el cuarto oscuro, habilitado en una antigua iglesia, y a partir de ahí empezó en él  la ilusión por la fotografía. Me he encontrado un libro de 1873  que debió comprar entonces Cajal o tal vez después. Así empezó la gran afición de Cajal por la fotografía. Luego llega a Zaragoza, recién licenciado, se casa, no tiene dinero y se dedica a vender líquidos que el mismo fabricaba para el revelado. Y a partir de ahí, Cajal, siempre pegado a su cámara fotográfica en sus viajes. Tenemos placas de Panticosa de joven ya unido a una cámara y al microscopio. Empieza a escribir algunos   inéditos sobre la fotografía y en 1912 publica el mejor tratado de fotografía y de óptica que yo he conocido que es La fotografía de los colores. Esta es la gran maravilla que tenemos en la biblioteca de Trujillo. Tengo aquí anotados, seis, siete, no  casi diez títulos relacionados con la fotografía. Si la biblioteca no se hubiera desperdigado contaríamos con todos los volúmenes que formaron su biblioteca particular. Eso hubiera sido genial, pero la realidad es que contamos sólo con parte de los libro que pertenecieron a su biblioteca particular. Luego parece ser que la otra biblioteca la científica la guarda el instituto Cajal de Madrid, pero no contamos con un listado completo. Hay que investigar ficha por ficha y resulta complicado.

Antonio León. Canal Extremadura Radio:- Pero todos juntos, viviría en una mansión. Toda la biblioteca junta debería ser gigantesca.

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — Bueno, yo no sé qué hacía con los traslados de piso. Porque vivía… de alquiler. En Valencia tuvo tres residencias. En Barcelona dos. En Madrid le he contado entre seis o siete. Pero tuvo la suerte de que se hizo un palacete, un hotelito en la zona de Cuatro Caminos cuando le dieron el Premio Internacional Moscú, en Paría en 1900 y después El premio, la Medalla Helmholtz en 1905.  Con ese dinero se hace el hotelito a la orilla del Canal de Isabel II en Cuatro Caminos. Con el dinero del Nobel construyó el palacete Cajal que es una joya, que ahora está en restauración. Se quedará la fachada y luego están vendiendo pisos de alto stánding de millón y pico euros cada uno.

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– No está mal

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — No está mal. En el Palacete tenía la biblioteca particular. También tenía muchos libros en el Laboratorio.  Y leyó muchos libros que pertenecían al Laboratorio por compra y sobre todo gracias al intercambio científico con otros centros del mundo. Además él compraba… para sus investigaciones particulares.  Cualquier trabajo de Cajal está sustentado en la bibliografía anterior. Y sobre todo dedicaba mucho tiempo a pensar, porque era un insomne, no dormía bien. Confiesa que nunca tomó barbitúricos para dormir, aunque se haya dicho todo lo contrario. Él lo confiesa claramente en sus escritos.  Cajal está ilusionado por todo. Desde Los cuentos de vacaciones, que son novelas de ficción que escribe en Valencia, inéditas doce, que luego se dan a conocer en círculos privados. Pero luego como eran un poco no políticamente correctas, las olvida. El discurso de ingreso en la Academia de Medicina Cajal se convierte en maestro contando su propia experiencia como científico y nos ha dejado Las reglas y consejos sobre investigación científica que subtitula Los tónicos de la voluntad. En ese libro busca información en toda la bibliografía que él maneja para sus investigaciones. Luego escribe su propia autobiografía en Recuerdos de mi vida y  le da por comprar biografías de personajes ilustres. Y gracias a sus adquisiciones tenemos biografías muy importantes en la Biblioteca de Trujillo.

Antonio León. Canal Extremadura Radio:- Pues, de todo esto va a hablar en Santander, el día 22 de agosto en ese curso internacional que estamos desgranando aquí poco a poco, en el que vamos a llevar un montón de la sabiduría extremeña. Por cierto cuando hablamos de biblioteca no piensen solo en libros de papel como los conocemos ahora, hay libros algunos encuadernados en madera, en cuero y hay hierro también. Hay todo tipo de encuadernaciones de todo tipo de libros en esa colección y de ellos va a hablar Antonio Viudas Camarasa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Muchas gracias por estar aquí con nosotros.

Antonio Viudas Camarasa. SCM: Y también era una gran admirador de El Quijote. Tiene Quijotes de 1800. Dio una conferencia sobre el centenario del Quijote en 1905. Era un hombre plural, multifacético, un sabio al que hay que reivindicar porque muchas de las nuevas teorías que ahora se dan como nuevas están en el librito Reglas y consejos sobre investigación científica. Los tónicos de la voluntad. Y a la ciencia se llega con el esfuerzo, no con el plagio y el chismorreo.

Antonio León. Canal Extremadura Radio:– Viudas Camarasa, muchas gracias.

Antonio Viudas Camarasa. SCM: — A ustedes

La bruja vesícula me impidió dar la conferencia en Santander

La conferencia estaba anunciada en el seminario 

Conocimiento científico: en busca de sus fuentes 

«El Seminario “Conocimiento Científico: en busca de sus fuentes”, pretende mostrar una experiencia innovadora de estudio metodológico, organización y dinamización en todos los ámbitos del conocimiento científico. La imagen metafórica de que todas las personas se transforman en afluentes del conocimiento, resulta motivadora para una sociedad deseosa de compartir experiencias intelectuales en el campo de las ciencias, las artes, las letras y la cultura en general»

dirigido por Rufino Rodríguez Sánchez (Sociedad Científica de Mérida) para el miércoles, 22 Agosto 2018 a las 09:30. 

Ese mismo día 7, el de la entrevista en Canal Extremadura Radio, empecé mi perigranaje en busca de un ojo clínico que terminó en operación de urgencia de mi bruja vesícula.

A las cinco de la madrugada del 14 de agosto sin conocer mi diagnóstico, ilusionado en dar mi visión de Cajal en la Universidad de Verano de Santander de la que tantas veces me había hablado Alonso Zamora Vicente, mi maestro y con la ilusión de pisar las aulas y pasillos donde Unamuno escribió sus recuerdos de la Magdalena y los jardines donde Pedro Salinas se enamoró locamente de una alumna escribí un guión a ocho días vista del día esperado y que transcribo de mi letra manuscrita en cuaderno cuadriculado :

«EL LEGADO SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL EN LA REAL ACADEMIA DE EXTREMADURA

  • Legado vivido
  • Conocimiento del matrimonio García Durán Muñoz y Encarnación Santiago Ramón y Cajal Conejero. Una amistad que duró hasta su muerte, 1994, la de García y 2009, la de Nana Cajal como firmaba las Nanas Navidal.
  • Visité numerosas veces su casa en San Pedro de Alcántara.
  • Desde 1988, reuniones académicas en Trujillo.
  • 2007 Nana Cajal expresa su deseo de donar y legar la Biblioteca Cajal y de García Durán a la Real Academia de Extremadura cumpliendo la voluntad de su esposo, académico numerario de dicha institución.
  • Fichados circa 6.000 documentos relacionados con ambas bibliotecas particulares.
  • Procedencia del fondo Cajal: los herederos de Jorge Ramón Fañanas, sus hijas María y Encarnación.
  • Historia de amor de Nana y García en el Frente de Aragón. La enfermera que se casa con el militar herido.
  • Trabajos de divulgación de Cajal por parte de García Durán en Vitoria y Zaragoza entre 1940 y 1952.
  • Garcí Durán prepara el centenario del Nacimiento de Cajal. Nana presidenta de honor y se imprime un programa dedicado a ella, como nieta preocupada por la honra científica de su abuelo.
  • Los libros de María, esta se los donó como estudioso a García Durán.
  • La otra parte de la biblioteca de Cajal la heredó Luis Ramón Fañanás, que la disfrutó hasta su muerte en 1986 en el Palacete Cajal, c/ Alfonso XII, 64 de Madrid. La heredaron los hijos de Luis: Santiago Ramón y Cajal Junquera (1940-2017) y María Ángeles.
  • LA BIBLIOTECA DEL ESCRITOR Y SU OBRA
  • Biblioteca científica, literaria y filosófica.
  • Biblioteca científica. La fotografía
  • Libros citados en sus obras: Recuerdos de mi vida, La Fotografía de los colores, el mundo visto a los 80 años.
  • REALIDAD ANGUSTIOSA
  • El legado Cajal, disperso y en parte perdido.
  • Museo Cajal, un reto.
  • La Real Academia de Extremadura guarda el mejor Tesoro bibliográfico vivo y no disperso de la biblioteca personal como escritor de Cajal.
  • Libros que compró para escribir sus obras, con notas manuscritas y con dedicatorias manuscritas de numerosos autores.
  • Filósofos.
  • Literatura española.
  • Arte, fotografía y numerosas materias más.
  • La Escuela Legado Cajal directa destruida por la guerra civil.
  • Cajal y el franquismo. Su escuela dispersada, exiliada y silenciada.
  • El instituto Cajal y sus etapas: Cerro de San Blas, Calle Velázquez, Instituto de Biología y Dr. Arce.

En esta ilusión que quería llevar a cabo, aunque me tuviera que llevar un taxi, al precio de 650 euros, ida y vuelta a razón de 1 euro por kilómetro, según tarifa me dió telefónicamente Portillo de Cáceres, siempre que me montara en el Hotel las Arenas por leyes incomprensibles del monopolio del taxi, se fue al traste, al comunicarme un equipo de dos cirujanos a las 13:15 del 14 de agosto que el ojo clínico había decidido tras la correspondiente ecografía que había que operar a vida o muerte mi bruja vesícula, que me acompañará ausente en mi historia llena de triunfos que se cuenta en este Senderismo de Hospital.

 

Anuncio del curso en internet

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad