en SENDERISMO DE HOSPITAL, SILO DE MÉRIDA

20181002 13:05

ANTONIO VIUDAS CAMARASA

SENDERISMO DE HOSPITAL

SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL Y GREGORIO MARAÑÓN AL FONDO

Libro en proceso de redacción

Venta en librerías a partir de diciembre 2018

MONÓLOGOS DIALOGADOS

El Silo de Mérida, la Real Academia de Extremadura y la conservación del patrimonio agro-industrial de Extremadura

 

 

Sigo con mi senderismo…

Sigo con mi senderismo de pos-operatorio y mi cirujano tiene mucha prevención en el ojo clínico pos-operatorio. Estoy pendiente de unas pruebas que necesita para asegurarse que mi cuerpo se ha repuesto de todos los daños que me ha producido mi bruja vesícula. Por motivos de salud pos-quirúrgica no puedo asistir a la inauguración del curso y la sesión de apertura del curso académico 2018-2019 de la Real Academia de Extremadura, con lección inagural »Hitos que han ido forjando la conciencia regional de Extremadura», a cargo de José Miguel de Mayoralgo y Lodo, conde de los Acevedos, elegido como académico electo en la misma hornada conmigo el 25 de junio de 1988 y que tuvo la deferencia de desplazarse el año pasado desde Madrid a Mérida, motu propio, es decir, sin pago de ningún tipo de dietas para escuchar la lección inaugural que di el año pasado sobre «Santiago Ramón y Cajal. Otra perspectiva».

Nunca imaginé… la vergüenza del ferrocarril y la desvergüenza del Silo de Mérida

Nunca imaginé que la perspectiva de la conciencia regional de Extremadura hubiera tenido que sufrir durante este año la desidia que he vivido con dos asuntos muy importantes para Extremadura y que he denunciado siempre que he podido en todos los foros en los que me he movido: la vergüenza del ferrocarril extremeño y la desvergüenza que estamos viviendo con la declaración / no declaración,  incoación / revocación del Silo de Mérida como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.

Tan pronto se inició el expediente estuve en contacto con el director de la Real Academia de Extremadura para que se redactara el preceptivo informe. Era enero de 2017.  El informe favorable se redactó.

La dejadez económica en la que está la Real Academia de Extremadura

Después de mi lección inaugural del curso 2017-2018 varios de los asistentes se llevaron las manos a la cabeza cuando se enteraron de la dejadez económica en la que está la Real Academia de Extremadura para cumplir los fines para la que se creó. Pasó de tener el apoyo del Ministerio del ramo de Madrid y algunos apoyos de las diputaciones provinciales a firmar un convenio de subsistencia con el director Marino Barbero Santos y el presidente de la Asamblea de Extremadura, Antonio Vázquez López. Convenio que se inició el día de la lectura del discurso de ingreso de Manuel Pacheco Conejo en el Colegio de Médicos de Badajoz y al que le contesté en esa fecha tan significativa para la Real Academia de Extremadura. Al acto no asistieron muchos invitados que pertenecían a la gauche divine de la intelectualidad pacense que se creían y algunos se siguen creyendo que la única cultura de Extremadura es la que ellos poseían o poseen.

Convenio que a consecuencia de las diferencias que encontró el presidente de la Junta de Extremadura, sin previo aviso, se rompió unilateralmente por parte de la Junta de Extremadura.

Convenio que, a consecuencia de las diferencias, al parecer personales con el director de la Academia,  que encontró el presidente de la Junta de Extremadura, sin previo aviso, se rompió unilateralmente por parte de la Junta de Extremadura, dejando algunas partidas pendientes de realizarse, como la edición de algún libro que el propio autor tuvo que hacer frente con su propio peculio para que pudiera presentarse como edición acabada. Por un voto de diferencia en septiembre de 1996, en una muy muñida votación académica, celebrada en la sala de juntas del hotel Quinto Centenario de Cáceres, salió elegido el sucesor de Marino Barbero Santos en momentos difíciles de relaciones diplomáticas con la Junta de Extremadura que terminaron con la finalización del proyecto de restauración y edificación del Palacio de Lorenzana. Rosa Lencero dejó constancia de la conversación que mantuvimos en el olivar académico en la sede de Trujillo con la reina doña Sofía, que presidió el acto de su inauguración, en Olivos de sabiduría  en el tomo XI (2000-2001) del Boletín de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Unas polémicas declaraciones del director electo, conseguidas por periodistas ávidos de morbo y aumento de tirada de sus rotativos, provocaron enconadas discusiones entre el director nuevo y el director defenestrado ante las grandes promesas de financiación suficiente para el futuro de la Academia, que constan en las actas académicas, que estoy consultando para redactar mis recuerdos en la Real Academia de Extremadura.

Hechos vividos y recordados con la distancia y la objetividad que les da el tiempo transcurrido. En el buscador de la hemeroteca de ABC tengo un fiel aliado para verificar la presencia de Extremadura en las páginas de ese periódico de tirada nacional. Lo utilizaré como fuente primigenia del conocimiento, recordando las fuentes del conocimiento de las fuentes del Nilo, tantas veces citadas en las intervenciones foreras de la Sociedad Científica de Mérida. Otro aspecto que debo recordar es el relacionado con el caso Filesa que coincidió con la dirección de Marino Barbero en la Real Academia de Extremadura, un juez, compañero de Academia, que siempre venía con escolta oficial a todas las reuniones y con el que en las llamadas telefónicas teníamos que escuchar unos ruidos que desfiguraban nuestras voces, y al parecer no era por efecto de la humedad o la lluvia en la línea telefónica del emisor o del receptor. Relacionado con este asunto tratamiento aparte deberé hacer de la audiencia que concedió el presidente de la Junta de Extremadura a la Academia en pleno tras ser elegido director en 1991 Marino Barbero Santos. Recuerdo entre las palabras subidas de tono que oí en la entrevista la cara de niño inocente y feliz de mi amigo Manuel Pacheco Conejo, por algo se había vestido de frac en su ingreso académico contra todo pronóstico de la gauche divine badajoceña.

Con escaso presupuesto nos reuníamos los académicos en sesiones de otoño y primavera a partir del segundo semestre de 1996 en las que el nuevo director aprovechaba para desempeñar las funciones académicas cuasi-personales de las escasas muestras literarias y culturales de Extremadura  a las que era invitado como miembro de jurados por deferencias político-gubernamentales de los organizadores en calidad triple de amistad, subdirector de un periódico de tirada nacional y en último lugar juzgo como director de la Real Academia de Extremadura, cargo al que acumuló el nombramiento oficial como presidente del Centro Unesco Extremadura en 2003.

Todos los informes favorables elaborados para declarar bien de interés cultural y son numerosos tuvieron efecto positivo. ¿Por qué el del Silo de Mérida no ha sido tenido en cuenta por la Consejera de Cultura e Igualdad? Desconozco sus razones.

Llegó la crisis y el presupuesto se redujo y con el de hogaño (2018) los académicos tienen que pagarse los desplazamientos de su bolsillo para asistir a las reuniones

El 2 octubre de 2018 pertenezco a una Academia sin fuerzas, exangüe y sin proyectos, sobre todo, entre otras numerosas causas, por la falta de financiación.

Lo que sirve de verdad son las acciones que la instituciones son capaces de llevar a cabo.

¿De qué sirve tener en Extremadura una institución con 60.000 euros anuales de presupuesto cuando se reservan en este año de 2018, leo en la prensa, de nuevo cuño 700.000 euros a la Memoria histórica por parte de la Consejería de Cultura e Igualdad  y se le niegan a nuestra institución la cantidad apalabrada y prometida de otros 60.000 euros?

¿Cuánto dinero dedica Extremadura a promocionar la Cultura?

No creo que llegue a los dos millones de euros.

¿Cuánto dinero dedica a la promoción cultural la Comunidad Autónoma de Cataluña?

Es muy fácil de saber, consultando sus presupuestos.

La Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes no podrá llevar a cabo la misión para que la que se fundó si no se consigue la financiación necesaria para cumplir con sus fines.

El agravio comparativo con la Academia de Cuacos de Yuste es evidente: 600.000 euros para Yuste, 60.000 euros para Trujillo, siendo más antigua la Academia de Trujillo. ¿Siguen existiendo diferencias insalvables entre la Junta de Extremadura y la Real Academia de Extremadura? Lo desconozco. La dejadez institucional hacia la cultura es más que evidente y no veo ninguna causa oculta, descartado el partidismo político. No entiendo cómo el Consejo de gobierno de Extremadura celebró sesión histórica en la sede académica y ahora deja que los libros de Santiago Ramón y Cajal pasen los inviernos y veranos en condiciones mínimas bibliotecarias en la Sala García Durán y Nana Cajal de Trujillo.

Espero que cuando se consiga una justa y necesaria financiación la Academia de Extremadura de las Letras y las Artes pueda cumplir sus misiones fundacionales.

Esta mañana he enviado este texto al foro de la Sociedad Científica de Mérida y al correo de mis compañeros académicos, además de a otras personas:

El Silo de Mérida revaloriza el patrimonio industrial de España
Una ley para salvar la memoria industrial

A todo el que leyere:

La Real Academia de Extremadura ha cumplido su labor consultiva con un informe favorable para que el Silo de Mérida sea declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, a la que la Consejera de Cultura e Igualdad, doña Leire Iglesias Santiago, no ha hecho ni caso.
Como en la resolución que ha firmado el 27 de julio de 2018 no se da ninguna razón expresa procede el recurso de reposición e iniciar el contencioso administrativo si no resuelve el asunto  y rectifica en el primer paso administrativo presentado. La documentación no ha estado a disposición de la ciudadanía durante el período anunciado, hecho que se le ha notificado a través de instancia registrada.

A título personal y como miembro numerario de la Real Academia de Extremadura he expuesto mi opinión en este artículo, cuyo enlace hipervinculo El Silo de Mérida revaloriza el patrimonio industrial de España https://m.eldiario.es/eldiarioex/Silo-Merida-revaloriza-patrimonio-Espana_0_820318975.html , y en otros escritos, sin perjuicio de que la Real Academia de Extremadura tome un acuerdo en junta sobre este asunto que tanta importancia tiene para la conservación del patrimonio agrícola-industrial de Extremadura.
Atentamente
Antonio Viudas Camarasa

Intercambio de opiniones en el foro de la Sociedad Científica de Mérida

[6:48, 2/10/2018] Rosa:

¿No ha de haber un espíritu valiente? ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

[7:00, 2/10/2018] Antonio:

EPÍSTOLA SATÍRICA Y CENSORIA CONTRA LAS COSTUMBRES PRESENTES DE LOS CASTELLANOS, ESCRITA A DON GASPAR DE GUZMÁN, CONDE DE OLIVARES, EN SU VALIMIENTO

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

http://www.poesi.as/indx1001.htm

[7:26, 2/10/2018] Antonio:

«Nadar sabe mi llama el agua fría,
y perder el respeto a ley severa»

Según Dámaso Alonso el mejor soneto de los sonetos

[11:21, 2/10/2018] Antonio:

Estoy seguro que el Director de la Real Academia de Extremadura glosará en la inauguración del curso el próximo día 4 el Informe de la Real Academia de Extremadura a favor de la declaración del Silo de Mérida como bien de interés cultural en la categoría de monumento. La Academia es un órgano consultivo de la adminsitración en estos casos.

[11:49, 2/10/2018] Antonio:

Estos dos versos «Nadar sabe mi llama el agua fría, y perder el respeto a ley severa» en su contexto

Cerrar podrá mis ojos la postrera

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansiosa y lisonjera

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi alma el agua fría
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido,
polvo serán, mas polvo enamorado.

[11:49, 2/10/2018] Antonio:

Encuentro un comentario exhaustivo de mi condiscípulo en Alonso Zamora Vicente el investigador y profesor jubilado de la Universidad Autónoma de Madrid Pablo Jauralde Pou «Cerrar podrá mis ojos la postrera…» por Pablo Jauralde Pou «Cerrar podrá mis ojos la postrera…» https://cvc.cervantes.es/literatura/quevedo_critica/p_amorosa/jauralde.htm

Es más placentero disfrutar de su lectura e interpretar «Nadar sabe mi alma en agua fría / y perder el respeto a la ley severa» que leer la crítica literaria escrita sobre el soneto de Quevedo. Estos dos versos «Nadar sabe mi alma en agua fría / y perder el respeto a la ley severa» me han servido existencialmente hablando para nadar contra corriente de los «políticamente correcto» con mi memoria inteligente.

[12:39, 2/10/2018] Antonio:

… lo mejor es leer el soneto de Quevedo sin contaminarse de las opinión de la crítica literaria ejercida en la universidad española

Después de leer el comentario de Pablo Jauralde Pou saco la conclusión que lo mejor es leer el soneto de Quevedo sin contaminarse de las opinión de la crítica literaria ejercida en la universidad española a partir de los cincuenta y sesenta.

En vez de hacer amar los textos, con la moda del comentario de texto, algunos de nuestros profesores, que no maestros, nos hicieron odiar a algunos autores.

  • Me quedo con los primeros descubridores del soneto Cerrar podrá mis ojos la postrera (María Rosa Lida, Amado Alonso y Dámaso Alonso, José Manuel Blecua).
  • Los de la generación de las cátedras marearon la perdiz con el estructuralismo y métodos afines.
  • Ferrater Mora le dio un poco de salsa al tecnicismo filológico que hemos padecido los de mi generación.

Me quedo con que este soneto le gusta a Rosa Lencero y me gusta a mí y a otros lectores no contaminados por los estudios de la crítica literaria que se ha enseñado en la Universidad Española durante la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI.

Suerte que las renovadas técnicas del análisis del discurso dejan atrás la verborrea tradicional

Suerte que las renovadas técnicas del análisis del discurso dejan atrás la verborrea tradicional, aunque imponen otras. Al menos profundizan en nuevas fuentes del Nilo.

  • Me quedo que este soneto gustó a tres grandes de la literatura: Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Octavio Paz.
  • Seguro que si estos genios hubieran leído a los críticos literarios de la generación de las cátedras lo odiarían, como lo pueden odiar los bachilleres que tengan que hacer un comentario de texto con las usanzas de esas técnicas (Texto, lectura, tema e interlocución, la forma poética-métrica, estructura, el léxico, lenguaje retórico).

Con la sencillo que es leer un texto y disfrutar con su lectura los críticos literarios con sus exégesis nos invitan a no leer con libertad un soneto que ha gustado a tan buenos escritores.

Por eso y gracias a Pablo Jauralde Pou no voy a hacerme caso de los críticos y leeré a Quevedo sin tener en cuenta lo que han dicho de él los exégetas.

Es más placentero disfrutar de su lectura e interpretar que «Nadar sabe mi alma en agua fría / y perder el respeto a la ley severa» me ha servido existencialmente hablando para nadar contra corriente de los «políticamente correcto» con mi memoria inteligente enfrentada a la memoria histórica y perder el respeto a la ley severa del miedo que se fomenta con sanciones o pérdida de subvenciones y revivir los versos de Quevedo en carne propia y recordar con Rosa Lencero:

«¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?»

EPÍSTOLA SATÍRICA Y CENSORIA CONTRA LAS COSTUMBRES PRESENTES DE LOS CASTELLANOS, ESCRITA A DON GASPAR DE GUZMÁN, CONDE DE OLIVARES, EN SU VALIMIENTO rancisco de Quevedo y Villegas, 1630 http://www.poesi.as/indx1001.htm

Y le informo al director de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes que:

«No obstante este asunto, el del Silo de Mérida, es asunto muy grave y la Academia tiene que hacerse valer en el futuro. Si no se hace valer con escritos y acciones la culpa será de la Mesa y de los académicos.

He pedido  por instancia registrada a la Consejera como académico numerario la documentación del expediente. Espero conseguirla. Creo que la Academia y la Mesa debe hacer algo y no cruzarse de brazos».

20181005 7:33

Martín Martínez Riqué desde Lund (Suecia) ha tenido la deferencia de leer este texto

El Silo de Mérida, la Real Academia de Extremadura y la conservación del patrimonio agro-industrial de Extremadura

20181002 El Silo de Mérida, la Real Academia de Extremadura y la conservación del patrimonio agro-industrial de Extremadura

 

que pertenece a un capítulo de

ANTONIO VIUDAS CAMARASA

SENDERISMO DE HOSPITAL

SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL Y GREGORIO MARAÑÓN AL FONDO

Libro en proceso de redacción

Venta en librerías a partir de diciembre 2018

MONÓLOGOS DIALOGADOS

y por guasap me manda este comentario que transcribo donde me da su opinión sobre lo que acabo de escribir hace dos días:

[21:39, 4/10/2018] Antonio:

Martín lee mi senderismo sobre el Silo de Mérida y dime si hay que quitar o poner algo. Te lo agradezco.

[23:56, 4/10/2018]

Martín Martínez RIQUÉ SC Lund Suecia:

He leído tu opus y veo que te has empleado a fondo. El texto es original y lleva tu inconfundible sello; el diálogo a tres bandas. Lo haces argumentando para convencer a un presunto potentado y, al mismo tiempo, dirigiéndote al lector con tus razones, incitándoles a la acción.

Te sirve de punto de partida tu bruja vesícula, y vas rememorando las afrentas, las cuitas y agravios que algunas instituciones políticas te causan, a ti y a tu Academia. Quieres proteger los vestigios de una época dura pero esperanzadora y te repugna la «memoria histórica» porque sabes que hay parcialidad, premeditación y alevosía, entre aquellos que no quieren dejarnos olvidar el peor trago de nuestra historia.

[5:53, 5/10/2018] Antonio:

Gracias, Martín, por tu lectura crítica. Creo que estoy escribiendo literatura del compromiso. ¿Puedo usar esta meditada opinión tuya en mi senderismo de hospital? Lees lo que escribo con la misma clave que lo escribo, gracias. Y le sacas jugo que yo desconocía que existía.

[5:57, 5/10/2018]

Martín Martínez RIQUÉ SC Lund Suecia: Úsalo según creas conveniente. Ahora me voy a Lippstadt. Buenos días, Antonio.

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad