en PROFESOR TITULAR DE UNIVERSIDAD EN FUNCIÓN DE SUSTITUTO DEL SUSTITUTO, SENDERISMO DE HOSPITAL, Uncategorized

20190124

El arte de ser anciano. Análisis del discurso. Cajal visto por Benjamín Jarnés

y el presunto «venceréis / no convenceréis //convenceréis / no venceréis»
de Miguel de Unamuno

Libro en fase de redacción

Por Antonio Viudas Camarasa

Profesor Titular de Universidad en función de sustituto del sustituto
Segunda parte de Senderismos de hospital

El arte de ser anciano. Análisis del discurso. Cajal visto por Benjamín Jarnés.

Ayer noche Carlos Baena García me manda una nota sobre el «no convenceréis / venceréis» referido a Unamuno y una foto de una ofrenda floral a Cajal en su tumba madrileña en 1935.

 

 

«La destitución de Unamuno por los fascistas

 

Se sabe que el motivo de la destitución de Unamuno del Rectorado de Salamanca ha sido el siguiente:

En un acto en el que participaban dos generales facciosos, Unamuno pronunció un discurso, en el que dijo: «Vosotros convenceréis; pero no venceréis».

Los militares, indignados, acordaron su destitución».

La Vanguardia, 4 de noviembre de 1936

 

El aniversario de la muerte de Ramón y Cajal

Le contesté que la frase sigue siendo una incógnita y que no conocía a nadie de los retratados.

 

Me fui a dormir cansado de pelearme con el portal unex.es en busca de mis alumnos. No los encontré. Me sentí inútil y anciano. Me acosté inquieto. Mi primera clase de análisis del discurso me llena la cabeza de pensamientos. Pienso que soy anciano y no dejo de pensar. No corro como corría hace veinte años, pero mi pensamiento no deja de pensar y corre más que nunca.

Pienso en los distintos tipos de discurso, pero sobre todo en quién crea el discurso.

  • Discurso es todo.
  • El discurso no tiene límites.
  • El discurso puede ser breve y muy largo.
  • Un chiste, un acudit en catalán, es un discurso.
  • Una palabra,
  • una Ñ es un discurso.
  • Un gesto es un discurso.

Pienso en la primera orla de la primera promoción de mis alumnos unex.es y pienso en la nonnata orla de los alumnos que no conozco de mi última lección 2019. Han pasado 45 años. Las orlas designan discursos distintos.

  • El discurso de 1976 es muy distinto al de 2019. El emisor del texto que estoy escribiendo soy yo y estoy refiriéndome a dos orlas, a dos orlas distintas. Las orlas constitiyen el enunciado de mi discurso.

Yo no soy el mismo de 1976. El emisor de lo que estoy escribiendo es el yo del 24 de enero de 2019 en que la ONU celebra el DÍA INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN y está inquieto ante la primera clase de análisis del discurso ante alumnos que desconoce. Mi ego incluso duda si tendrá alumnos al ser una asignatura optativa.

  • ¿Tendré alumnos? En el campo virtual no aparecen. ¿Fallo informático?

Arte de ser anciano: Cajal visto por Jarnés

Carlos Baena me ha despertado con el arte de ser anciano en frase de mi admirado el escritor  aragonés Benjamín Jarnés que a los pocos días de la muerte de Cajal escribió una crítica literaria del último libro del científico, escritor y filósofo Santiago Ramón y Cajal, donde mezcla sabiamente necrología y el saber interpretar el discurso de la vida del fallido recreando el último libro del sabio titulado EL MUNDO VISTO A LOS OCHENTA AÑOS, recién salido de la imprenta.

Os dejo el texto-discurso de Jarnés para que lo leáis, descubierto por Carlos Baena

 

Cajal, o el arte de envejecer. Benjamín Jarnés  La Vanguardia, 25 de octubre de 1934

[07:41, 24/1/2019] Carlos Baena escribió:

«Antonio, como colofón de este día te mando la pag 5 de la Vanguardia del 25-10-1934 con articulo sobre Cajal titulado :»Cajal, o el arte de envejecer».

Menciona que antes de morir estaba acabando otro libro titulado «Solos ante el misterio».
Lo firma Benjamín Jarnés. No lo conozco.
Hasta mañana…».

Con estas palabras de Carlos he amanecido hoy a las seis de la mañana y ahora que son las 7:23 me dispongo a releer el discurso de Jarnés sobre Cajal.

Seguiré el arte de envejecer que tan maravillosamente describe Cajal y el extraordinario texto del excelente Benjamín Jarnés.

Llegaré a clase. Diré «Como decíamos ayer».

Crearé el grupo de guasap Discurso 2019. Compartiré el discurso Cajal, o el arte de envejecer. Benjamín Jarnés. Luego como no dejo de pensar a pesar de haber entrado en la fase EL ARTE DE SER ANCIANO intentaré iniciar a mis alumnos en EL ARTE DE PENSAR.

El próximo martes 29 de enero, tras leerme a Santo Tomás de Aquino, empezaré mi lección con la frase prestada de Fray Luis de León COMO DECÍAMOS AYER y me acordaré de mis primeras clases en que a los alumnos de la primera orla les hablé de LA VIDA ES SUEÑO y de las controversias sobre la fecha del Poema de Mio Cid. Esa será mi primera lección en el arte de ser anciano.

 

Remito este discurso mío a varios destinatarios. Recibo contestación de algunos y veo que he tenido la suerte de que mi enunciado como enunciante ha llegado a algún destinatario.

Una lectora de mi discurso, de profesión docente, me advierte:

«Pues seguro que solo te entienden a medias, porque sus circunstancias vitales no coinciden con las CIRCUNSTANCIAS (y ahora sí, me refiero a las circunstancias lingüísticas de tiempo, que no hacen sino traslucir las reales) TUYAS, pero seguro que son capaces de hacer un esfuerzo y ponerse un poquito en tu lugar.
Y , posiblemente, si «les impactas» puede que recuerden tu discurso a la hora de traerte a la memoria y a la hora – ¡por qué no!- de SU JUBILACIÓN!!»

Lo bueno de un discurso es que pasado el tiempo se recuerde. Ponerse en el contexto en la circunstancias del emisor. Es algo complicado eso de relacionar el discurso en su contexto. Contexto del emisor y contexto del receptor.

[15:39, 24/1/2019] :

«…  en vuestra UEX, no dejará de haber algún administrativo/a que te proporcione un LISTADO FÍSICO DE TU ALUMNADO, deja de preocuparte y descansa hasta ese día 29, preocupándote solo de ese Discursito de inicio- despedida del primer día-
[15:42, 24/1/2019]: Estoy segura que vas a tener suerte con esos alumnos y ese poquito tiempo que te queda porque la vida suele devolver lo que se da y a un gran profesor – nunca mejor en su sentido etimológico- como TÚ , solo puede OCURRIRLE LO MEJOR. VETE SEGURO ANTONIO»

No solamente ha leído mi discurso, sino que se implica en él y me da ánimos. La lista de los alumnos se puede conseguir por otros medios. En el fondo me dice que no me preocupe por quiénes van a ser mis alumnos, ya los conoceré. Lo importante es que prepare mi «discursito de inicio». Filosofa sobre la justicia de la vida que es es agradecida. Me valora y me considera y augura que me ocurriá lo mejor y me infunde seguridad.

Un lector habitual de mis escritos me anima en catalán:

  • «Vagi molt bé la primera lliçó!!»
  • [20:42, 24/1/2019]:

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad