en Prensa

ceramica-popular-hispana-legado-alonso-zamora-vicente-itinerario-2016

2016 11 01 Antonio Viudas Camarasa

El pasado fin de semana dedicación plena a la corrección del programa definitivo y la planificación de las intervenciones de los ponentes en la mesas redondas con debate, el anuncio de la quedada en los medios de comunicación.

Contacto con personas que conocían a Alonso Zamora Vicente y reencuentro con antiguos alumnos míos del siglo pasado que dan importancia a este itinerario.

Gestiones para obtener legaliter un ISBN para el catálogo. Situación esperpéntica, desde que se ha privatizado la gestión de ese número la página Web no tiene corazón. O tempora, o mores. «Els temps» han cambiado. Teléfonos que no contestan. Puente de «jálovin» y «tooo loh santoh».

Terminadas las gestiones para que pueda actuar la noche del sábado La Familia Vargas. Recolección de logotipos de los patrocinadores y colaboradores en el homenaje solidario.

Lunes lleno de llamadas y contactos para asegurar una buena acogida a nuestros inscritos, ponentes, familiares, discípulos, condiscípulos y adepto.

Una nueva acepción de «adepto» que me llena el corazón de alegría y que hubiera hecho sonreír a don Alonso: «Este homenaje está organizado por adeptos, amigos y familiares de Alonso Zamora Vicente».

Una maravilla que emociona y me resuelve una etiqueta. Tenía problemas para clasificar a los miembros de la Escuela Filológica Alonso Zamora Vicente. Stricto senso, vaya palabreja, son discípulos académicos quienes han tenido la suerte de ser dirigidos en sus trabajos escolares, pero don Alonso tiene otros seguidores que han leído sus libros, que han tenido correspondencia con él y otras múltiples circunstancias.

El periodista que usa un lenguaje que siempre está vivo, ha encontrado una palabra genérica para agruparnos a todos, así la palabra adeptos me llena de gozo, porque es más amplia que la restrictiva «discípulo».

Ahora igual que escribo condiscípulo podré inventarme una palabra que puede se conadepto, del mismo modo que de religionario digo  «correligionario». Una palabra que tenía una aplicación a un abanico diferente de acepciones, ahora se ha usado muy acertadamente para definir a todos aquellos, que no siendo amigos o familiares, además de discípulos gozamos de la peculiaridad de ser adeptos a Alonso Zamora Vicente. No quiero jugar a gracioso, pero los adeptos en el futuro nos podemos convertir en adictos a organizar homenajes solidarios. Os puedo asegurar que es una experiencia religiosa y una auténtica aleluya al estilo Enrique Iglesias. Todo el mundo ofrece sus recursos humanos, pero en una época en que se nos ha acostumbrado al todo gratis, a todo el mundo le resulta muy gravoso pagar 20 eurillos por una cuota solidaria. Sobre esta experiencia se pueden sacar muchas consecuencias… Pero esto es para otro lugar y en otro momento.

Para resolver problemas de protocolo ese fin de semana dirigí una carta al Presidente de la Junta de Extremadura invitándole a la inauguración del Itinerario siguiendo la frase que desde zagal le oí una y otra vez a mi padre ribagorzano de frontera lingüística  –que orgullosamente digo que no tenía más cultura que la cultura popular que tanto le gustaba a don Alonso– «El aigüe ña que anale a busca al pou». Espero tener respuesta positiva, es lo menos que se merece Alonso Zamora Vicente en un estado que tanto aprecia la formación de las nuevas generaciones de emprendedores. Sin saber nadie es capaz de emprender itinerarios novedosos. Nosotros los hemos emprendido porque no nacidos enseñados, sino que hubo un maestro que nos enseñó a viajar por todas las latitudes geográficas y espirituales de los pueblos.

A la atardecida, me gusta decir, a los lubricanos,  consulté problemas con varios adeptos más a Alonso Zamora Vicente en búsqueda de personas que no deben faltar en la nómina solidaria del COMITÉ CIENTÍFICO DE HONOR.

Me da mucha pena que personas que sé que viven y a las que don Alonso Zamora Vicente ha dirigido la tesina o la tesis doctoral o los trabajos de los cursos de Cultura Hispánica y otros cursos no se puedan enterar del homenaje que estamos organizando los adeptos, me es imposible contactar con ellos y tampoco sé cómo contactar con Paco Lobatón para que los localice. Desde aquí ruego a todos que si hay alguien interesado que se ponga en contacto con nosotros bien en el apartado de ADHESIONES o en el INSCRIPCIONES.

Todavía me dio tiempo de hablar con alguien de las numerosas mejoras que necesita el sistema universitario español y me animó a que escriba mis memorias sobre la Universidad Española. Le prometí que lo haría, pero al igual que mis lecturas juveniles de Julián Marías sobre la Universidad Española se tendrán que titular «Mi universidad española(1970-2020)». Pero esto es para otro momento y otro lugar.

De madrugada me ha dado tiempo de premaquetar la portada del tríptico de la exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA que mañana Juan Díaz Bernardo tiene que empezar a diseñar. En esta semana, resuelto el asunto del ISBN para el catálogo de la exposición  que se resolverá, absurdo tema, que una vez que esté resuelto os contaré sus lados grotescos, que se reducen a uno, los eurillos, algo que era gratis, ahora es de pago para fomentar la difusión de la cultura. Esperpento, antes se pagaba por escuchar  un rapsoda, ahora si los rapsodas no recitan subvencionados no tienen público. Los tiempos han cambiado. Cuentacuentos gratis, cultura de consumo gratis… Se fomenta el consumismo cultural, pero no se fomenta la creatividad y la innovación cultural. Por cierto que no se nos olvide poner el Depósito legal al tríptico, pues gracias a ese requisito que se consigue depositando cinco ejemplares en el registro, quedará constancia en la biblioteca nacional y dentro de cien años se podrá ver lo que fuimos capaces de llevar  cabo en un homenaje solidario atípico en un año de gobierno en funciones.

 

ABRIR PDF

Premaqueta portada del tríptico

ceramica-popular-hispana-legado-alonso-zamora-vicente-itinerario-2016

Fundación Biblioteca Alonso Zamora Vicente

CERÁMICA POPULAR HISPANA

Exposición Legado Alonso Zamora– María Josefa Canellada

 

tn_003

Itinerario Artístico Literario

ALONSO ZAMORA VICENTE. 100 AÑOS DE SU NACIMIENTO

tn_sello-itinerario-azv

Inauguración  12 horas, 11 de noviembre de 2016

Casa del Mono. Cuesta de Aldana, 5. Cáceres. España

Visitas de martes a viernes de 11 a 14 horas

 

 

María Jesús Herreros de Tejada me pidió quince líneas para el tríptico y he escrito este papers que está sujeto a revisión y que adelnto como avance

 

 

ABRIR PDF

ceramica-popular-hispana-legado-alonso-zamora-vicente-itinerario-2016

Alonso Zamora Vicente, coleccionista de cerámica

 

tn_008

Jarra de Talavera de la Reina

tn_006

Cántara de Calanda

 

La afición de Alonso Zamora Vicente (1916-2006) por la alfarería popular se inició con mucha probabilidad en la asignatura “Terminología científica, industrial y artística “cursada en el primer año del bachillerato elemental en el Instituto San Isidro de Madrid.

 

En Mérida (1940-1942) mantuvo largas charlas con el alfarero local y en sus múltiples viajes recolectó piezas con las que adornaba su hogar. Su afición  coleccionista se incrementó con la dirección de una memoria de licenciatura circa 1972 sobre la alfarería de Úbeda.

 

La exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA (2016) muestra una selección que dibuja un mapa de España con prolongación hacia América,  recuerdo y señal de los territorios donde enseñó Alonso Zamora. Esta exhibición es  heredera y deudora del legado Zamora-Canellada que sus herederos donaron a la Fundación Biblioteca AZV y que inauguramos con el epígrafe CERÁMICA POPULAR ESPAÑOLA (2007) en esta sede de la Casa del Mono aquel mes  de abril ya lejano.

 

La característica principal de su legado es la adquisición de la mayoría de las piezas directamente en los talleres que visitó, donde entablaba conversación animada con los alfareros, guardando con ellos una amistad a lo largo de los años, lo prueba la cantidad de piezas dedicadas por estos tanto a Alonso Zamora como a María Josefa Canellada.

 

Antonio Viudas Camarasa

Coordinador del Comité Científico Ejecutivo del Itineario Artísico Literario Alonso Zamora Vicente 2016

 

tn_001Cántaro de Tamarite de Litera

 

 

 

 

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad