Aquí va mi adhesión a esta encomiable iniciativa que contribuye a perpetuar la memoria de Alonso Zamora Vicente. Desde que se incorporó como profesor a la Universidad Complutense y hasta su jubilación  fue mi maestro y mi guía en la vida universitaria en la que continúo. Todos los que apoyamos este homenaje ya sabemos de su perfil de hombre honesto, clarividente, con talento.  Y, tanto él, como María Josefa Canellada, continúan siendo para mí, ejemplos a imitar.
María Josefa Postigo Aldeamil
Catedrática de Filología Gallega y Portuguesa.
Universidad Complutense. Madrid

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad