en Uncategorized

2017 04 29 Antonio Viudas Camarasa

El ayuntamiento de Casar de Cáceres lleva veinticinco años manteniendo la convocatoria del certamen HELÉNIDES DE SALAMINA que es su «sello de identidad cultural».

«Un pueblo que cuida la cultura y la sostiene garantiza a sus ciudadanos una calidad de vida singular»

Rosa María Lencero Cerezo, prólogo a XXIV CERTAMEN LITERARIO «Helénides de Salamina». Casar de Cáceres 2015. Depósito Legal: cc-40-2017, Edición revisada y corregida por la Universidad Popular «Helénides de Salamanina» de Casar de Cáceres

En estos tiempos complicados en que estamos viviendo asistir como público a un acto cultural da libertad para expresar en un prosema la sensación que se siente ante la cultura en la primavera de dos mil dicisiete en una región pobre cuya única esperanza de superación puede estar en esa faceta de la sociedad española. Faceta que cada día se descuida más.

Después de pasar unos años asistiendo a espectáculos de masas de cultura subvencionada, ahora estamos en un período en que la cultura se tiene que salvar por sí misma sin la mamá nodriza de la subvención.

El escritor se tiene que hacer a sí mismo como siempre ha sucedido, ahora más que nunca porque los medios de difusión culturales, al estar en el ranking comercial, no promocionan a las jóvenes promesas.

Se publica lo que quieren leer los lectores, no lo que puede enriquecer el espíritu crítico de los lectores.

La televisión de masas desprecia la cultura y embrutece a los televidentes con sus productos matemáticamente estudiados por publicistas que tienen en su haber muchos másteres ganados a pulso para cobrar un sueldo a fin de mes.

Esto es un esbozo de las numerosas opiniones que se pueden emitir sobre este asunto tan de hoy: la crisis cultural en un país sin nortes claros en el futuro de su nave.

Que Casar de Cáceres mantenga y tenga voluntad de mantener un certamen literario durante 25 años es política cultural de continuidad en una sociedad en la que estamos viendo cómo lo bueno hecho por unos con mucho esfuerzo puede desaparecer por otros de un plumazo.

En esta 25 edición la frase que estaba en el ambiente la pronunció el primer edil de Casar de Cáceres: «Lo que se ha mantenido durante 25 años puede desaparecer en veinticinco minutos».

Frase cargada de sentido. Me recuerda la arquitectura efímera a lo largo de la historia. De ella solamente tenemos testimonios de hemeroteca. Se construye para una conmemoración y desaparece.

La imagen que tengo en la retina en este mes de abril es lo bonita que está la Feria de Sevilla en plena celebración y lo desolado que es pasear en noviembre de cada año por el recinto ferial sevillano. Lo mismo o parecido está pasando con la manifestación cultural. Lo agradable que era cuando se promocionaba la cultura, con aciertos y muchos fallos, y la sensación de desazón que se tiene hoy cuando la cultura es el último capítulo de los presupuestos de casi todas las instituciones.

En  Casar de Cáceres por lo que ayer se oyó en público el capítulo destinado a la cultura no ha sufrido recorte alguno.

No quería escribir lo que acabo de escribir pero ya está escrito. Mi intención al iniciar este prosema era dar a conocer algo de lo mío. De cómo llegué a conocer como investigador la existencia de un maestro singular que ha dado a conocer el pueblo de Casar de Cáceres gracias a llamarse a sí mismo Helénides anadiéndose su procedencia. Helénides gracias a la cultura clásica que aprendió en el seminario donde estudió y a las clases de Miguel de Unamuno que siguió en Salamanca. De Salamina por la etimología de Salamanca, a la que le dio relación. Su nombre de bautismo cultural: Helénides de Salamanca. Traducción de hombre culto, vestido con el bagaje cultural de lo mejor de la Hélade de Pericles, Demóstenes y otros y su procedencia de esa región culta Salamina griega, Salamanca ibérica. De Helénides de Salmanca a Helénides de Salamina.

Cuando se promocionaba y había inquietudes culturales en los primeros años de la democracia frágil que estamos viviendo, un presidente de la diputación de Cáceres, llamado El Político en los prosemas de Manuel Pacheco –, en tiempos en que España estaba en régimen dictatorial– me encomendó que hiciera una investigación sobre el autor y una de sus obras El Panhelenio cuya historia editorial contaré más detenidamente.

Me puse en contacto con la familia del autor y me facilitó muchos documentos imprescindibles para situar a Helénides de Salamina.

Después me puse en contacto con el alcalde de Casar de Cáceres y visité la casa huerto donde vivió. Tenía el informe y la edición del Panhelenio. Por cierto a final se editó sin hache por un defecto de imprenta creo que tuvieron los impresores.

Entregué por registro el informe. Tenía la edición muy adelantada y de pronto había que ponerle brillo acomodaticio con las fuerzas vivas de la edición. Me actualicé en mis conocimientos sobre la innovadora mitología grecolatina que llevaban a cabo investigadores extranjeros.

Me llamó El Político y me impuso que sería conveniente que cierta autoridad escribiera el prólogo. No acepté la oferta y le increpé muy enfadado que al prologuista de mi edición lo eligía yo.

Recuerdo que la única persona que podía llevar la firma era Alonso Zamora Vicente si él me la imponía, porque hubiera coincidido con mi deseo. El Político por acomodación no aceptó mi propuesta -todos sabéis lo respetuosos que son los políticos con el qué dirán los de la oposición–.

El libro se publicó en falsa montanera- unos recogieron el fruto cuidado por otros- y creo que apareció con prologuista y editor.

Mi informe se publicó en Aguas Vivas, revista del Colegio de Doctores y Licenciados de Cáceres y mi actitud de no arrodillarme ante el poder acomodaticio de El Político se ha visto recompensada en la edición 25 del premio donde he visto con satisfacción que por un lado discípulos y alumnos míos han formado parte de jurado y por otro que alumnos de la mi querida Facultad de Filosofía y Letras, antes del nefasto Plan Bolonia, han sido galardonados con premios.

Para mí fue un honor encontrarme como miembro del jurado a Juan Rodríguez Pastor hace unos años, uno de los mejores folcloristas con que cuenta la bibliografía española en dichos y cuentos populares. La universidad española se perdió un gran especialista gracias a la estructura endogámica que preconizó Santiago Ramón y Cajal al ministro del ramo en los años veinte del siglo pasado y que continúa en 2017, sin que ningún ministro ni gobierno autonómico sean capaces de ponerle veto.

Endogamia universitaria que ha fomentado también la endogamia cultural en otros aspectos de la vida española. Ser hijo de … Ser de la cofradía de..  Ser del cuerpo de… Ser de la peña de… Ser del club… Ser de X club…

Deseo que lo que está haciendo sin cambio de rumbo el pueblo de Casar de Cáceres lo retomen los responsables culturales de todos los ayuntamientos de la región y los responsables de la política cultural del gobierno de Extremadura que ha pasado de Junta de Extremadura a Gobierno de Extremadura y de nuevo a Junta. Tanto monta, monta tanto…

Los nombres no siempre cambian la calidad del producto.

Vino viejo en odres nuevos es lo que necesitamos

Deseo que se junten todos los gobernantes culturales de Extremadura y se pongan de acuerdo para mantener premios culturales, instituciones que fomenten la edición de libros y el fomento de su lectura, la recolección de excelentes bibliotecas y el mantenimiento de sus edificios, la recolección de piezas de museos con edificios dignos que las promocionen.

Tantos deseos de los que está necesitada la región. Este deseo provinciano, regional, lo traslado a todos los gobiernos autonómicos y al gobierno de España también por supuesto.

Que se invierta en cultura, pero que se invierta bien en beneficio de todos los ciudadanos.

Que la cultura deje de ser monopolio de unos pocos, de los de la cuadrilla, puesto que es un bien común. El patrimonio cultural de España no debe ser de unos privilegiados, sino de todos. Eso sí,  sin engaño cultural.

La cultura no es una agencia de colocación. La cultura es algo más. Todos sabemos qué es, pero nadie sabe explicar para qué sirve y cómo se mantiene. La cultura no es un palabra escrita en la pared. Es algo que se lleva dentro y que se manifiesta en la vida social de los pueblos, de las naciones y del universo.

Que no falte dinero en nuestros pueblos  para los fuegos artificiales, pero que en el capítulo del presupuesto anual de todas las entidades se incremente la partida dedicada a promocionar a los ciudadanos en el capítulo cultura: mantenimiento de bibliotecas, archivos y fomento de la cultura de creación renovada.

 

El prosema termina con la única foto del acto que tomé. Autoridad, gestores del premio y premiados en el último momento.

Añado un vídeo que apuesta por el futuro. El final del acto donde se observan las caras de alegría de los premiados y del público asistente.

Tras ver la representación en escena de los dos premios. Me quedo con que estamos viviendo la literatura existencial de la angustia con angustiados y sin que nadie encuentre soluciones válidas para cambiar y mejorar la existencia del hombre.

Angustia sin solución del ludópata y la angustia con norte en aguas dulces de la nueva estructura familiar generada por el protagonismo de la mujer en la vida social.

El hombre siempre en búsqueda de soluciones para su existencia. Una vez que España ha resuelto desde que empezó su vida Helénides de Salamina los problemas de subsistencia material, al hombre de Casar de Cáceres, le han surgido nuevos problemas psicológicos a los que tiene que hacer frente: la educación del ludópata y la educación de nacidos en una estructura familiar en la que el papel de los sexos han adquirido nuevas funciones en la sociedad.

El trabajo, el dinero, la familia, la educación.

Sólo con las becas Cajal –que menciona la autora de uno de los relatos ganadores– la cultura no progresa.

Además de las becas Cajal el joven español necesita que la sociedad remunere, cree puestos de trabajo, que premian el esfuerzo de todos los españoles que somos cajales que con sacrificio tenemos que levantar la cultura de nuestros pueblos.

Que los políticos tomen nota y dejen de ser partidistas y no piensen en sus acciones sólo en el rendimiento electoral y promocionen los auténticos valores que contribuyen a que la convivencia sea mejor entre los miembros de la tribu social en la que todos estamos inmersos.

Extracto de comentarios a mi escrito recibidos vía guasap:

  1. Emoticono. Mano con dedo gordo hacia arriba.
  2. Gracias y abrazos.
  3. Emoticono. Tres manos con dedo gordo hacia arriba y tres manos aplaudiendo.
  4. «Felicidades… magnífico artículo este prosema donde pones las cosas claras sobre la Cultura. Enhorabuena».
  5. «Una reivindicación interesante de la cultura».
  6. «Bon dia Antonio, està molt be tot el que escrius i el gran interès que tens per ampliar la cultura al poble […] molt be que els que podeu i sabeu lliuteu per ampliar-la. La meva mes profunda admiració».
  7.  «Gracias, Antonio, por enviarme tu prosema reivindicativo dedicado a la cultura y los que la estiman. […] El poder político es efímero y no deja apenas huella. La cultura perdura, entre otras cosas, gracias a ti y a los que como tú dedican su vida al placer de perfeccionar sus sentidos con ese don divino que representa la capacidad de disfrutar de la estética».
  8. «Totalmente de acuerdo con su escrito. Para que el país evolucione y respete la cultura, lo primero que sería necesario es tener unos gobernantes con cultura y educación, sea cual sea la ideología política. […] Pero hay que tener esperanza. ¡No importa la cantidad de los defensores de la cultura, sino la calidad! Y, como dice el refrán, muchos pocos hacen un mucho!
  9. Emoticono. Cuatro manos aplaudiendo.
  10. Emoticono. Mano con dedo gordo hacia arriba.

 

Documentación:

25 Certamen Helénides de Salamina. Casar de Cáceres … – YouTube

https://www.youtube.com/watch?v=QxfdU6Su828
hace 5 horas – Subido por gruposdocs2011ca

25 Certamen Helénides de Salamina. Casar de Cáceres. Extremadura. España. gruposdocs2011ca …

https://www.tcuento.net/node/12814

XXV CERTAMEN LITERARIO «HELÉNIDES DE SALAMINA» (España). BASES – (30:12:2016 / Relato / 1.000 € y placa / Abierto a: mayores de 14 años, sin …

Helénides de Salamina | Columnas sin fuste – Blogs – ABC.es

abcblogs.abc.es/hughes/2016/08/24/helenides-de-salamina/

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad