en Dietario Antonio Viudas Camarasa AZV, Material Didáctivo, MEMORIA INTELIGENTE, NO SER EMÉRITO NO ES UN DEMÉRITO, Opinión, PROFESOR TITULAR DE UNIVERSIDAD EN FUNCIÓN DE SUSTITUTO DEL SUSTITUTO, Uncategorized

20190902

 

PACHECO EN EL ÁMBITO CULTURAL DE EL CORTE INGLÉS DE BADAJOZ DE LA MANO

DEL SABÁTICO

PEDRO DE LAS HERAS SALAS

Por Antonio Viudas Camarasa

 

 

2 septiembre de 2019

Hace 20 años que nos dejó Pacheco. Un trece de marzo de 1998

En febrero de 2019 escribí

2019 02 09

· EL DESTINATARIO DE UNA NOTA A PIE DE PÁGINA HABLA CONMIGO 20 AÑOS DESPUÉS

· EL ESCRITOR MANUEL PACHECO (OLIVENZA 1920-BADAJOZ 1998) RESUCITADO EN SU CENTENARIO

· LA NOTA A PIE DE PÁGINA SE CONVIERTE EN DISCURSO PLENO

  • DISCURSO EN FORMA DE NOTA A PIE DE PÁGINA

Lo estoy elaborando, perdonen las molestias. La inteligencia emocional del receptor llega al éxtasis del discurso comunicativo gracias a la comunicación casi plena en la que una nota a pie de página escrita en 1999 por el emisor se transforma en voz y se convierte en una nueva fuente del Nilo que aporta testimonios de un nombre que es un hombre de sesenta y ocho años que asistió en 1968 a la Tertulia de Esperanza Segura y me comunica conocimientos nuevos sobre el poeta Manuel Pacheco. Ejemplo de Discurso de nota a pie de página.

Son las ocho de la tarde de un sábado, 9 de febrero de 2019. Suena mi móvil. Un teléfono desconocido. Le doy al dial de responder y una voz tímida y respetuosa me dice:

–No sé si hablo con la persona a quien deseo dirigirme. Es usted Antonio Viudas Camarasa.

–Por favor, con quien tengo el gusto de hablar.

— Con Pedro Francisco de las Heras Salas. Le suena de algo mi nombre.

— Sí, soy Antonio Viudas Camarasa. La verdad es que en este momento me coge con un montón de información en mi cabeza y no caigo en quién puede ser usted. He conocido a tanta gente a lo largo de mi vida. Me podría dar alguna referencia para situar ese nombre Pedro de las Heras. Su nombre me recuerda a alguna persona de Mérida.

— Mire, usted me cita en una nota a pie de página, en la Poesía Completa (1999) de Manuel Pacheco.

— Sí recuerdo a un tal de las Heras que se escribía con Pacheco y haber leído cartas intercambiadas entre ambos.

— Mire, don Antonio, no soy de Mérida, soy de Badajoz. Fui la persona más joven que asistía a la tertulia de Esperanza Segura que frecuentaba Manuel Pacheco.

— ¿En qué año?

— Hacia 1968. Le llamo porque el día 17 de febrero se clausura una exposición de unos collages míos inspirados en un libro de Manuel Pacheco. Se titula L´amor-dienda no tiene enmienda y está basada en un libro de Manuel Pacheco.

Estuvimos hablando durante más de setenta minutos y de pronto una nota a pie de página que yo escribí entre Mérida y Malpartida de Cáceres se ha convertido en discurso en forma de nota a pie de página.

Ese mensaje que está escrito hace veinte años se ha transformado en mensaje recibido e interpretado por el autor al que cito. El autor se siente orgulloso de que yo le haya citado. A través de Miguel, Luis y un profesor de la Facultad de Económicas consigue mi teléfono y quiere hablar conmigo. Lo ha conseguido.

De pronto Pedro de las Heras Salas que firma PHS me recuerda el JHS.

Le bromeó diciéndole que se ha convertido en Petrus Humanitatis Salvator que recuerda a Ihesus Hominum Salvator, Jesús Salvador de Hombres.

Le digo que tiene 68 años. Se asombra. Me pregunta cómo lo he adivinado. Se lo digo, pensando en la vida de Pacheco en el año 1968. Aquella nota a pie de página se refería a un nombre y ahora resulta que por realismo mágico está hablando conmigo.

El emisor que fui yo ha tenido la suerte de hablar con él, porque me ha buscado, por tierra, mar y aire, el destinatario.

Me habla de que Manuel Pacheco sigue vivo en la memoria y en la actividad de su creación artística.

Le cuento lo que me dijo Pacheco en 1994 en la Feria del libro de Badajoz que me presentó a un amigo suyo –Gabriel Albendea– con estas palabras:

«Te presento a Camarasa, que, si ha resucitado a Luis Chamizo, ahora me quiere resucitar a mí».

Pues, Pedro, tú ahora de nuevo vas a resucitar a Pacheco del silencio al que lo han tenido los posmodernos, escritores la mayoría que lo veían como un verso ya perdido para la historia de la poesía española y universal. Hablamos de muchas más cosas.

Domingo, 10, 19h.

Pedro me llama me dice que me envía por web transfer el cartel, la sinopsis de su exposición y un vídeo que pesa mucho. La sinopsis y el cartel los he leído, el vídeo veré si soy capaz de visionarlo.

Recuerdo que su padre, me dijo Pedro, llegó a Badajoz en la posguerra, tras ser depurado. Procedía la familia de la provincia de Burgos. A su padre le tocó la guerra en Madrid, nunca le habló de la guerra. Solo sabe que se salvó de la muerte y fue castigado con el trasterramiento. Se casó con la hija del propietario de una tahona en Badajoz y en ese ambiente nació Pedro de las Heras Salas. Con muy pocos años conoció a Pacheco, que había sido soldado del Alzamiento en Oyarzun y que a pesar de ello en sus cartucheras en vez de balas, llevaba libros.

Sin querer Pedro de las Heras me lleva a mi discurso de la última lección de Miguel de Unamuno en Salamanca y al ambiente que he desvelado de la guerra incivil en mis investigaciones sobre Penal de Ocaña y la biografía de Arturo Barea.

El discurso en forma de nota a pie de página acaba de empezar y me reafirma todavía más en mi teoría de la memoria inteligente y desmonta el andamiaje de la memoria histórica, porque la memoria inteligente siempre es individual y la memoria no puede ser adjetivada con el adjetivo histórico, con el sema de la historia.

La memoria se caracteriza por ser individual y no puede ser objetiva como debe ser la historia.

La simbiosis de muchas memorias inteligentes expresadas en sus producciones nos dará el verdadero discurso de la guerra incivil, que nunca se podrá conseguir por leyes y decretos que se dicten a posteriori en dónde se den las pautas que deben seguir los ciudadanos para recordar la memoria de lo que les sucedió a cada uno de los que vivieron el discurso subjetivo de la guerra incivil.

De Manuel Pacheco recibí su memoria inteligente de su visión de lo que sucedía en el teatro Ayala y lo veía desde la ventana del hospicio de Badajoz donde él estaba internado sustituidas sus monjitas por instructores alemanes a los pocos días. La memoria inteligente hizo escribir aquel poema inolvidable Pasaban fusilados y no pasaba nada…escrito muchos años después.

¡Quién me iba a decir que una nota a pie de página iba a avivar en mí la memoria inteligente de la guerra incivil que me contó Manuel Pacheco verbalmente en diez años de amistad, desde 1988, en que nos conocimos personalmente hasta un marzo de 1998, en el que despedí sus cenizas en el embarcadero del Guadiana en Badajoz y que ya han llegado veinte años después a los Mares del Sur.

En veinticuatro horas, Pedro de las Heras Salas, PHS, ha vuelto a renacer mi discurso y mi discurso inteligente se ha convertido en Discurso en forma de nota a pie de página.

El discurso a pie de página se ha convertido en noticia internacional en esta tarde de lunes del ámbito cultural de El Corte Inglés. Con las palabras de Manuel Pacheco en el ejemplar de Las noches del buzo que le regaló a Pedro de las Heras les invito a gozar de “Manuel Pacheco, poesía eres tú” en los collages del  taumaturgo que esta noche pórtico de las telarañas de otoño pachequianas dan el chupinazo de salida de los fastos Manuel Pacheco en los cien años de su nacimiento:

“LAS NOCHES DEL BUZO a mi amigo Pedro de las Heras estos POEMAS del Buzo-Poeta que grita la Verdad, la Paz y la Libertad”. Manuel Pacheco. Badajoz. 12-9-94”

 

Noticias de prensa destacadas

Candela Carmona. Manuel Pacheco era como una esponja, siempre quería aprender más. HOY 2 septiembre 2019, pág. 5

https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/artista-pedro-heras-rinde-homenaje-poeta-manuel-pacheco_1183686.html
El Periódico Extremadura
Hace 4 horas
https://www.regiondigital.com/noticias/cultura/315033-una-exposicion-en-el-corte-ingles-de-badajoz-homenajea-al-poeta-manuel-pacheco.html
Región Digital
Hace 2 días

Más sobre manuel Pacheco

Resultados web

Manuel Pacheco (Olivenza –Badajoz–, 19 de diciembre de 1920-Badajoz, 13 de marzo de 1998) fue un poeta y prosista español perteneciente a la generación …

Manuel Pacheco nació en Olivenza (Badajoz) el 19 de diciembre de 1920, en el … ¿Qué inquietudes mueven a un Pacheco niño, alejado de la escuela, a leer?

No existe publicada ninguna biografía, como tal, de Manuel Pacheco. Puede suplir esta laguna la CRONOLOGÍA y la generosa INTRODUCCIÓN que escribió Antonio Viudas Camarasa…

Manuel Pacheco. Olivenza, 1920 Badajoz, 1998. Poeta y prosista. Quien con el tiempo se convertiría en un escritor inconformista, no gozó de una infancia …

DOCUMENTACIÓN

 

Pedro de las Heras
L´amor-dienda no tiene enmienda

Hasta el 17 de Febrero
Museo Etnográfico Extremeño González Santana
web: www.museodeolivenza.com/

 

Natural de Badajoz, nace en la calle Castillo, en las traseras del horno de pan de sus abuelos, frente a la Torre de la Atalaya. En el hostal de sus padres conoce a gran cantidad de personas, de toda procedencia, oficio, clase y condición, que pudieron influir en su carácter, al igual que los sabáticos de Esperanza Segura, entre los cuales estaba el poeta Manuel Pacheco.

Aprendió a dibujar de la mano de su padre y de su profesor, Manuel Fernández Mejías, en la Academia Central Politécnica y en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí.

Por aquello de que “ningún poeta debía escribir un solo verso hasta que no viviera intensamente la vida” (Carta a un joven poeta, Rainer María Rilke), marcha a Paris en el 68, abandona la Universidad, viste de “romano”, emigra a Frankfurt con un mono a rayas, trabaja en la vendimia francesa, trata de ordenar su mente en Formentera, vive, trabaja y expone en Barcelona y vuelve a sus orígenes después de un largo periplo. Posteriormente, marcha a trabajar a la capital del reino, donde reside cerca del Triángulo de las Artes, y de las galerías del Barrio de las Letras. En 2004 expone en las salas que para tal fin tienen la Caja de Ahorros de Badajoz y la Excma. Diputación Provincial. Vuelve a su ciudad natal, donde sigue buscando sinergias entre los sentimientos y la razón: selecciona, analiza y ensambla fragmentos distintos para conformar una nueva realidad plástica, el collage, auténtico motor de cambio. Hasta la fecha ha expuesto en Mérida, Cáceres, Badajoz y en distintas localidades de la Autonomía Extremeña.

Esta exposición titulada L’AMOR-DIENDA NO TIENE ENMIENDA trata de homenajear al rebelde con causa Manuel Pacheco, un “aperitivo” de cara al centenario de su nacimiento.  “La Poesía es el ministerio de la Libertad” decía.  El primer bloque de collages se inspira en el libro de Pacheco VERSI-CULOS SATIRICOS.  El segundo se centra en el HOMENAJE INTIMO A MANUEL PACHECO, que los “sabáticos” Cosecha, Manuel Carlos y Pedro le regalan allá por los 70.  El tercero se llama L’AMOUR ET LA PAIX. Y el cuarto insiste en aquello de que es mejor HACER EL AMOR Y NO LA GUERRA.

Pedro reflexiona sobre realidades plutónicas, distópicos tsunamis en bucle denunciados por el inclasificable poeta y recupera, para la presente exposición en el Museo de Olivenza, la siguiente dedicatoria: “Manuel Pacheco a Pedro: estos poemas escritos en una sociedad de consumo donde NUNCA SE HA VIVIDO COMO SE MUERE AHORA.  En la verdad de la PoesíaFirmado, Manuel Pacheco, en Badajoz a 18/10/77”.]

 

 

 

 

 

 

 

 

Start typing and press Enter to search