en Noticias del Congreso
2016 12 05 4:53. Antonio Viudas Camarasa

A Álvaro Sánchez Cotrina le ha gustado el tríptico. Me anima recibir sus palabras de aliento: «Muy bueno Antonio. Mil Gracias por todo». Jorge Urrutia me dice: «Es un programa muy bonito, con textos suficientemente informativos. Enhorabuena» y Elena Cianca Aguilar: «Ha quedado un tríptico precioso (guárdame un par de ellos, por favor) […] Enhorabuena por el trabajo». Tudora Sandru Mehedinti añade: «… es efectivamente  espléndido lo que me mandas, tanto el texto como las imágenes. Te felicito de corazón por todo lo que has hecho, que estás haciendo».

Y yo os doy las gracias a todos, sin vuestro apoyo mis utopías nunca se hubieran podido llevar a la práctica. La principal el haber programado y realizado un homenaje solidario a nuestro maestro Alonso Zamora Vicente en tiempos tan difíciles como los que hemos pasado para poder vencer tantas dudas y tantas desilusiones. Me he ilusionado y habéis todos contribuido a no desilusionarme, me habéis animado a animarme ante cualquier realista mágico escollo.

Un grano no hace granero, pero ayuda a su compañero. ¡Muchas gracias a todos, condiscípulos y compañeros! Seguiremos todos con ganas hilvanando los flecos que faltan en nuestro itinerario en las etapas merideña y madrileña. Acabamos de empezar. Las conclusiones del plenario y el manifiesto ya son una realidad virtual. Falta que los deseos se cumplan. La placa madrileña va por buen camino y el fomento y la consolidación de la Biblioteca Alonso Zamora Vicente tiene salidas jurídicas y de gestión viables. Entre todos lo conseguiremos.

2016 12 03 14:57 Antonio Viudas Camarasa

Con la alegría de tener el tríptico ante mis ojos se lo remití  a José Manuel Feito, como estudioso de la cerámica asturiana. A las breves horas recibí una afectuosa felicitación para los textos y para la seleccionadora anónima de las piezas del tríptico que ha sido Rosa Lencero Cerezo y una aclaración muy oportuna para el catálogo:

«Creo que habéis hecho un pequeño, gran resumen de la historia de la cerámica hispana en vivo.
Al verlo me recordé de inmediato en el artículo/ conferencia que pronunció y se publicó aquí, del que os hablé y me imagino que tendréis.
Por añadir algo, y de lo que alguna vez hablamos, acaso él hubiera preferido poner en lugar del porrón o botijo de Llamas poner lo que allí llaman cántaro y en Miranda tonel. Seguramente tiene alguno. Y no es barrer para casa, que conste.
Es una pieza que te diría que es, sino casi exclusiva de los alfares
asturianos,  sí es la más representativa.
Me imagino que sepas a cual me refiero: tiene forma oval, con dos asas y una boca (en Llamas más alta y frágil, en Miranda más consistente y mejor torneada (tampoco aquí deseo llevar
el agua a mi molino, es que es así).
Y termino con nada más que felicitarte por esa gran labor que has y sigues haciendo». José Manuel Feito, correo electrónico de fecha 2 de diciembre de 2016″.

Juan Manuel González Martel me pide que le diga cuál es el pie de foto de esa especie de perro. Le contesto y le indico «Jarra. Villafranca de los Caballeros. Toledo» y a continuación me cuenta cómo acompañó a Alonso Zamora Vicente al taller del alfarero y la explicación que le dio sobre su creación innovadora y me advierte ante críticos y estudiosos de la cerámica, que haberlos haylos, sobre su origen, me dice textualmente «si algún investigador o estudioso o conocedor…da su opinión… o critica la elección»:

«Esa pieza de perro / es de un alfarero de un pueblo de Toledo.  Creo que tengo fotos del  alfarero. No es pieza o cacharro tradicional…Cuando la compramos (yo tengo otra más sofisticada, era una pieza que el hombre había copiado del dibujo de una cerámica de oriente medio, de museo, ¿arte persa? … a partir de una imagen de un cromo o de unas cajetillas de fósforos que habían llegado a manos del alfarero. Dijo que las había hecho para ver si se vendían, si tenían salida… Son pues copias o versiones del alfarero…, y, por tanto, populares desde ese otro punto de vista de lo popular… o como quieras justificarla…No sé si el alfarero, a partir de esos años de comienzo de los de 1970… hizo muchas o pocas.

Mañana me pondré a buscar en mi dietario, para daros más explicaciones, ante la poco probable sabiduría de los entendidos. Pero, por si acaso…»

En otro correo me envía su ejemplar fotografiado y me aclara que el alfarero se llama Gregorio Peño.

Como no hay sol sin sombra, Juan Manuel da en la diana y me salva de congelarme ante los escasos jarros de agua fría que he recibido durante la realización de la utopía hecha realidad. La ignorancia es atrevida y eruditos que sin saber pontifican abundan.

En este aprendizaje enseñanza que he llevado a cabo para esclarecer el origen de las piezas, he preguntado a gentes muy entendidas que ante mis cuestiones he conseguido el resultado cero, no sé, no recuerdo, desconozco o el más general los libros de antes ya lo han dicho todo.

Nada más alejado de la realidad. En esta muestra han surgido dudas, y las más de las veces, nos las han resuelto los alfareros ponentes y los estudiosos filológicos de las piezas o el propio Zamora Vicente en sus escritos no valorando tanto la bibliografía contemporánea suya como han hecho otros muchos.

Artigas, Natacha Seseña y otros son fruto de su tiempo y nosotros somos fruto de la misión rescate. Tenemos unas piezas y sólo con la investigación contrastada podemos llegar a nuestra verdad, que contribuirá a crear otras verdades mejores.

Por eso las ciento cincuenta piezas de que se compone el catálogo es la primera vez que estarán inventariadas.

Queda por inventariar las demás que son muchas. Y como el buen entendedor necesita de pocas palabras, creo que la cuestión está muy clara y el valor de la colección se enriquece con el tríptico que en opinión de José Manuel Feito es «… un pequeño, gran resumen de la historia de la cerámica hispana en vivo».

Nos alegramos, a pesar de los fallos que como toda obra humana, tiene y puede tener y nos anima para revisar con lupa la edición del catálogo que nos ocupará a Florencio-Javier García Mogollón y a mí, como autores de los textos, a mirar con lupa su edición en estos próximos días de puente acueducto para quienes tengan la suerte de disfrutarlo viajando, nosotros seremos felices trabajando en algo que nos ha gustado y lo hemos hecho los dos por convicción, en colaboración transversal entre un historiador muy cualificado de la historia del arte y un aprendiz, un estudiante de la filología relacionada con las costumbres populares que soy yo, el que suscribe.

Me he enriquecido muchísimo con el saber de todas las personas a las que he consultado para resolver dudas e incógnitas,  y les doy las gracias a todas en este escrito. Han sido tantas que mi tarjeta SIM me falló a medianoche y ha sido felizmente rescatada a primeras horas de la mañana por los excelentes servicios técnicos de mi proveedor de telefonía móvil.

La otra cuestión que plantea Juan Manuel González Martel sobre el origen popular o culto de las formas de cerámica daría para numerosos estudios. Desde los primeros utensilios cerámicos hasta las innumerables cerámicas griegas y no griegas que he contemplado en numerosos museos europeos lo popular y lo culto se entremezclan.

La cerámica como las artes fácilmente transportables tiene lugar de origen casi siempre fijo, pero su destino no tiene límites.  Sobre las imitaciones de formas orientales y de otro origen en muchas ocasiones desconocemos cuál es su alfa y omega.

El otro día una estudiante pakistaní en Cáceres, visitando la muestra, encontró semejanza entre el recipiente de cerámica mexicana de la exposición con uno muy semejante de su país y así me lo comunicó. Lo fotografió y se lo envió por guasap a su madre a Pakistán. ¿De donde es originaria la primera forma, de México, de Pakistán?

Lo que está claro que la exposición ha dado muchos frutos y más que dará cuantas más personas puedan visitarla y ejerce una función social al darla  a conocer en vez de tenerla almacenada para disfrute de nadie, siendo ya un bien público, aunque haya pertenecido a la persona de mi maestro y su esposa.

El tríptico les ha gustado a Luis Alberto Hernando Cuadrado,  Juan Miguel Ribera Llopis, Juan Rodríguez Pastor, Jesús Sánchez Lobato, María Victoria Navas y Pablo Jauralde. Este le dará aire en el ciberespacio y gracias a Juan, María Victoria y Luis Alberto hemos podido corregir unas leves erratas. Hemos llegado a tiempo para la edición impresa me acaba de comunicar Juan Díaz Bernardo, en día sabático. Se lo agradezco.

Desde Mérida Raquel López se entusiasma y  propone que lo publiciten en las tiendas del entorno del teatro romano de Mérida, suelta y ágil escribe:

«Algo  importante:

Si los de Terracota en José Ramón Mélida y otros tantos tuvieran generosidad y  vista, pondrían ese tríptico en su escaparate porque la innovación no tendría ningún sentido sin la tradición, de hecho nace «per se» de la tradición. Innovación  y tradición juntas.

Publicidad muy buena para legado AZV y para ellos mismos, yo lo haría si el negocio fuera mío.

Tuvieron en su escaparate la artesanía que habían hecho para la serie Hispania de antena 3, qué mejor oportunidad que promocionar y dar a conocer un legado de un gran académico que ayudó a fraguar la sociedad extremeña y emeritense.

Eso pienso yo».

Ángel Iglesias Ovejero me transmite su opinión con estas palabras en las que contextualiza una pieza con una historia literaria de juventud cuando Antonio Gala debía de estar preparando la obra de teatro «Anillos para una dama» en el Madrid de finales de los sesenta:

«En conjunto el folleto me parece muy logrado, bien presentado, con textos adecuados, e ilustraciones muy interesantes. Un buen trabajo, en el que aprecio (incluso por su brevedad) la labor de contextualización.

Sobre el valor artístico no me considero con autoridad para dar una opinión. Y como curiosidad podría añadir que el “caballito” me recuerda uno que tengo, sin jinete pero con aguaderas, que me regaló Antonio Gala (teníamos amigos comunes y por los años setenta cuando yo tenía un pie en Francia y otro en Madrid)».

También me comunica siendo estudiante se examinaba en el instituto San Isidro de Madrid –coincidiendo con Pedro Salinas en el tipo de examen en ese centro: «porque da la casualidad de que en el instituto de San Isidro me examinaba “por libre” de las asignaturas de bachillerato (una por una)».

A vuelta de correo electónico le he contestado de esta guisa:

«Ángel, seguro que ese caballito debe de ser de Andújar como el de la colección AZV.

Muy buen dato el que tú seas alumno del San Isidro. Tu expediente estará seguro en su archivo. Tal vez tú y don Alonso hayáis tenido la misma circunstancia de ser alumnos de enseñanza colegiada en el San Isidro. Están reconstruyendo su expediente, porque el original está traspapelado. Este año de 2016 estamos entre todos descubriendo muchísimos datos deslabazados de la vida de don Alonso y también de sus discípulos. Me dicen que estamos aportando datos muy inéditos sobre la historia de la filología española en los dos últimos tercios del siglo XX.

Muy esclarecedor para mí tu relación con Antonio Gala. Anímate a publicar tus recuerdos de profesor en Orleans. Serán un testimonio muy importante para conocer cómo era vuestra vida de trasterrados y compararla con las nuestras de sufridores en casa».

Ayer a vuelta de correo Ioana Zlotescu me daba una visión apacible de la sesación que le produjeron las fotos con tanta resolución de la maqueta de imprenta del tríptico de CERÁMICA POPULAR HISPANA:

«…es una cerámica cercana, bella, suave, sencilla, para llenar una casa de intimidad, de cercanía…»

Le contesté: «Iona, tu opinión es magnífica y refleja la intimidad y cercanía con la que todos la hemos preparado».

Ya sabéis de martes a viernes, en días laborables, se puede visitar la exposición de CERÁMICA POPULAR HISPANA aquí

2016 12 02 21:51 Antonio Viudas Camarasa

Algunas secuencias del Making of de la elaboración del tríptico de la exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA.

Itinerario Artístico Literario ALONSO ZAMORA VICENTE. 100 AÑOS DE SU NACIMIENTO Cáceres → Malpartida de Cáceres → Mérida → Madrid

Ver rueda de prensa anunciando el itinerario

CERÁMICA POPULAR HISPANA

Legado Alonso Zamora– María Josefa Canellada,

Inaugurada el 11 de noviembre de 2016 12:00h

Ver vídeo de la inauguración

Fundación Biblioteca Alonso Zamora Vicente. Casa del Mono. Cuesta de Aldana, 5. Cáceres. España. Horario días laborales de martes a viernes de 11 a 14 horas.

triptico-ceramica-popular-hispana-itinerario-alonso-zamora-vicente-2016-avc-cara-a

 

 

 

 

 

 

 

 

Tríptico CERÁMICA POPULAR HISPANA. CARA A. Jarra. Talavera de la Reina (Toledo). Cántaro. Tamarite de Litera (Huesca). Cántara. Calanda (Teruel). Paridera (Tito). Úbeda (Jaén). Jarra. Villafranca de los Caballeros (Toledo)

triptico-ceramica-popular-hispana-itinerario-alonso-zamora-vicente-2016-avc-cara-b

 

 

 

 

 

 

 

 

Tríptico CERÁMICA POPULAR HISPANA. CARA B. Anafre. Úbeda (Jaén). Jarra. Manises. Toro. Perú. Botijo. Llamas de Mouro (Asturias). Caballito con jinete. Andújar (Jaén). Jarra trampa. Vera (Almería). Vinagrera-aceitera. Portugal. Cántaro. Manises (Valencia). Jarra. Ceclavín (Cáceres). Cántaro. Moveros (Zamora). Caballo Perú. Jarra de novia. Lorca (Murcia). Plato. Talavera de la Reina (Toledo)

Descargar el tríptico en pdf  de la exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA.

Texto de Antonio Viudas Camarasa:

Alonso Zamora Vicente, coleccionista de cerámica
La afición de Alonso Zamora Vicente (1916-2006) por la alfarería popular se inició con mucha probabilidad en la asignatura “Terminología científica, industrial y artística “cursada en el primer año del bachillerato elemental en el Instituto San Isidro de Madrid.
En Mérida (1940-1942) mantuvo largas charlas con el alfarero local y en sus múltiples viajes recolectó piezas con las que adornaba su hogar. Su afición  coleccionista se incrementó con la dirección de una memoria de licenciatura circa 1972 sobre la alfarería de Úbeda.
La exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA (2016) muestra una selección que dibuja un mapa de España con prolongación hacia América,  recuerdo y señal de los territorios donde enseñó Alonso Zamora. Esta exhibición es  heredera y deudora del legado Zamora-Canellada que sus herederos donaron a la Fundación Biblioteca AZV y que inauguramos con el epígrafe CERÁMICA POPULAR ESPAÑOLA (2007) en esta sede de la Casa del Mono aquel mes  de abril ya lejano.
La característica principal de su legado es la adquisición de la mayoría de las piezas directamente en los talleres que visitó, donde entablaba conversación animada con los alfareros, guardando con ellos una amistad a lo largo de los años, lo prueba la cantidad de piezas dedicadas por estos tanto a Alonso Zamora como a María Josefa Canellada. Antonio Viudas Camarasa. Coordinador del Comité Científico Ejecutivo del Itinerario Artístico Literario Alonso Zamora Vicente 2016

Texto de Florencio-Javier García Mogollón:

Alfares españoles, portugueses y americanos
La colección de cerámica popular Zamora-Canellada, que con tanto mimo custodia la  Excma. Diputación Provincial de Cáceres, tiene una importancia grande porque, entre otras cosas, en el millar largo de objetos que la componen están representados numerosos alfares de casi todas las regiones españolas, muchos portugueses y algunos americanos. Por eso tiene un enorme valor testimonial, considerando que muchos de los viejos obradores, que realizaban una cerámica tradicional, han desaparecido en beneficio de los alfares que modelan piezas más industrializadas y menos populares. Es decir, la vieja artesanía que tenía su función en relación con ancestrales oficios en los hogares de las gentes sencillas, ha ido desapareciendo en beneficio de una cerámica menos tradicional, más industrial y quizá a veces más decorativa o artística. Cuando en otras épocas eran habituales el barril, el cántaro o el botijo cerámicos para mantener el agua fresca, hoy estas vasijas han quedado obsoletas porque el agua se enfría en el frigorífico en recipientes de plástico. No obstante, aún se siguen fabricando en unos pocos alfares para ser vendidos a los turistas como simples ornamentos o curiosidades que recuerdan otro tiempo. De ahí la calidad que tiene esta colección, completada a lo largo de muchos años de constantes viajes e interés verdadero por nuestras artes más populares y humildes. Florencio-Javier García Mogollón. Comisario de la Exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA. Itinerario Artístico Literario Alonso Zamora Vicente 2016
2016 12 02 8:18 Antonio Viudas Camarasa

A la 7:13 horas recibía las pruebas del tríptico de la Exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA, a las 7:59 horas le he remitido este correo abierto a Juan Díaz Bernardo, Coordinador del Departamento de Imagen de la Diputación Provincial de Cáceres, diseñador del folleto:

Querido Juan:

Te felicito por el exquisito diseño del tríptico de la exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA, selección de piezas del «Legado Alonso Zamora-María Josefa Canellada», inaugurada el día 11 de noviembre pasado en la Casa del Mono de Cáceres como la primera actividad del Itinerario Artístico Literario ALONSO ZAMORA VICENTE. Cien años de su nacimiento. 1916-2016. Cáceres-Malpartida de Cáceres-Mérida-Madrid.
En mi modesta opinión te ha salido una maravilla de diseño y no encuentro ninguna errata. Adelante con la impresión.
En el lugar que estimes más oportuno puedes añadir el pie de imprenta con su correspondiente Depósito Legal.
Te sugiero este texto que puedes mejorar en lo que estimes conveniente: «Imprime: Imprenta de la Diputación Provincial. Cáceres. Depósito Legal nº: …………»
De este modo se reconoce la valiosa colaboración de la imprenta provincial de Cáceres a este itinerario solidario en homenaje a nuestro maestro Alonso Zamora Vicente y se enriquece con el valor de folleto que figurará en las bases de datos de la Biblioteca Nacional y otras bibliotecas, además de servir de información para quienes la visiten de martes a viernes de 11 a 14 horas en días laborales.
 No tengo palabras para expresar mi satisfacción por la tarjeta de visita tan grata y elegante de Extremadura que has creado y que entre todos divulgaremos.
 Muchísimas gracias, un fuerte abrazo y estamos en contacto para el diseño del Catálogo de la Exposición CERÁMICA POPULAR HISPANA en el que ya estamos trabajando.Antonio Viudas Camarasa
Coordinador del Itinerario Artístico Literario Alonso Zamora Vicente. 100 años de su nacimiento. 2016

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad