en Uncategorized

2017 06 11 Antonio Viudas Camarasa

El retrato de Santiago Ramón y Cajal (1906) de Joaquín Sorolla y la VISIÓN DE ESPAÑA

Página en construcción

Investigaciones online en la Sociedad Científica de Mérida

Carlos pregunta quién pintó ese retrato. Enseguida  “Ojo clínico” contesta “Sorolla”. Comento ” Creo que el cuadro es de 1906. El fondo parece una puerta del Pirineo aragonés, pero debe ser una neurona.

Carlos, gracias a ti me acabo de fijar en la neurona. Genial Sorolla…  Las manos son geniales. Fijaos en los libros…

 

 

 

 

Carlos  comenta “Por lo visto desapareció del Museo y lo encontraron en el despacho del presidente de Aragón. El cuadro había sido reclamado por Presidencia del Gobierno de Aragón y fue localizado en las dependencias de Javier Lambán. Una curiosa anécdota con Cajal. Añado ” Carlos investiga este asunto. Tiene intriga.
Martín documentación urgente de hemeroteca, por favor sobre la relación de Cajal con Sorolla”.

Martín me contesta: “Antonio, me tienes en vela. Lo único que he encontrado referente a posibles contactos, cartas etc,  entre Cajal y Sorolla es la referencia que ya debes conocer: “El epistolario incluye un capítulo dedicado a las cartas que se intercambió con los más importantes intelectuales de su generación, como Unamuno, Azorín, Ramón Pérez de Ayala, Ortega y Gasset, Emilia Pardo Bazán, Sorolla o Menéndez Pidal”. Todo en el Epistolario, citado en http://www.elcultural.com/noticias/letras/Las-cartas-perdidas-de-Ramon-y-Cajal/7110″

Le apostillo “Pues lo único que hay es una carta breve de Cajal a Sorolla sin fecha, pág. 666. Un sábado Cajal queda con Sorolla: “Amigo Sorolla:
En vista del compromiso de V. será mejor dejar la sesión para el martes a las tres”.

Martín: “⁠⁠⁠⁠⁠No da para un libro…”

Le contesto: –Da para media línea…  Pero dio para un excelente retrato.
La capa de Cajal parece que habla…  La mejor historia del retrato, Martín, está en la wiki por ahora.

Cándido Vicente Calle aclara el fondo del cuadro: “Buenos días. Ando desconectado, como sabéis alguno, pero echo un vistazo a veces al teléfono. He visto el retrato de Sorolla y, por si alguien no lo ha aclarado ya, en el fondo lo que se ve es un dibujo de la corteza del cerebelo ((un corte de una circunvolución cerebelosa), una obra de arte y una puerta abierta para la ciencia”.

Le doy las gracias a Cándido: “Gracias por la exacta aclaración. Coincide, Cándido, con lo expuesto por un estudioso del cuadro. Yo veo desde lejos una puerta semejante a la de la casa que habitó en Ayerbe, restaurada por Emilio Ubieto Auseré  “S. Ramón y Cajal (13) – Una puerta con historia Serie de 24 capítulos sobre Santiago Ramón y Cajal. Capítulo 13: Vida, restauración y exposición de la antigua puerta de la casa de Santiago Ramón y Cajalwww.casaubieto.com  http://www.casaubieto.com/blog/s-ramon-y-cajal-13-una-puerta-con-historia/”.

Cándido: “⁠⁠⁠⁠⁠Perfectamente complementada la información”.

Escribo: “Martín, tú estimulas et ego respondo. Cándido. Lo de la puerta es muy subjetivo… Sorolla sabrá…”

Martín: “Pues hablando de Sorolla os contaré que estuve a punto de perecer en el pequeño estanque de su casa en Madrid, hoy museo Sorolla. Tendría yo unos dos años y había ido allí con mi madre a ver a la tía Benita, que junto a su marido cuidaba de la casa museo del pintor. Eran unas tardes preciosas y fresqueras en el verano tan caluroso de Madrid. El jardín era y es un oasis fresco con fragancias de rosas y laurel. Siempre esos olores que aún tengo clavados en la memoria. También el olor de la hojarasca que cubría el estanque. Yo caí y recuerdo cómo yo veía, desde el fondo, la luz filtrándose entre las hojas. Fueron sólo unos segundos de incomprensible pánico hasta que una mano me sacó de allí y me arroparon con una chaqueta. No olvidaré fácilmente la casa museo de Sorolla. Tampoco olvidaré los cuadros que allí se exponen, que tanto miedo me daban, cuando solo me adentraba en los silenciosos pasillos y salas del museo. Parecía que cien ojos vigilaban mis pasitos de niño chico”.

Rufino: “Las experiencias de la infancia son indelebles”

Javier:  Gran descripción ❤

Intervengo de nuevo: “Martín, he estado sin cobertura. Tu relato impresiona. Ahora entiendo que te engancharas con el tema Cajal. Ahora hay que descubrir a Sorolla que te iluminó desde zagal”

Nuria: Qué relato Martín, la de tu experiencia en el estanque. Casi hemos podido verlo como un cuadro del propio Sorolla… Lo de la puerta y el cerebelo parece un enigma. No sé si hay puerta o no la hay.

Nuria, primero vi la puerta, luego amplié la foto y vi neuronas. Luego me dicen que es el cerebelo en un dibujo de Cajal. Ahora hay que buscar ese dibujo…
Espero que Martín tenga cuidado con el estanque de la casa de Sorolla que estrenó el pintor circa 1911.

Martín inserta esta foto:

 

 

 

 

 

 

Escribe: “Es este estanque en la casa Sorolla. ¡miedo me da verlo!”

Y me facilita esa bibliografía:

  • Sorolla, la aventura americana
    www.elcultural.com
    http://www.elcultural.com/revista/arte/Sorolla-la-aventura-americana/35185
    http://www.revistavanityfair.es/actualidad/articulos/archer-m-huntington-hispanic-society-exposicion-museo-del-prado-duquesa-de-alba/23900
    http://www.bne.es/es/Micrositios/Exposiciones/VisiteEspana/resources/img/Cat3.2.pdf Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de Españahemerotecadigital.bne.es
    http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0003942630&search=&lang=es Exposición Virtual. Biblioteca Nacional de Españawww.bne.es
    http://www.bne.es/es/Micrositios/Exposiciones/RaquelMeller/Exposicion/Seccion3/Obra6.html?seccion=3&obra=6&origen=galeria Madrid cómico. 19-10-1889 (1).pdfPDF630 kB

Y este dato de 1899 “”Tiene fama este pintor por el Entierro de Cristo, porqué todo el que le ha visto le ha encontrado superior” -se escribe de Sorolla en “El Madrid Cómico”

Le digo: ”
La bibliografía sobre Sorolla es buenísima. La que tú nos acabas de dar.  Se nota que aprendiste a nadar en aguas dulces sorollanas.

Y a las veinticuatro horas, leída la bibliografía comento:
Vuelvo a Sorolla y Cajal.  Carlos con la adivinanza del retrato de Santiago Ramón y Cajal por Joaquín Sorolla ha generado una serie de cuestiones muy interesantes sobre la relación entre las bellas artes y los creadores de ciencia. Es curioso cómo desde la anécdota del niño Martín, aprendiz de buzo en el estanque de la Casa Museo de Sorolla, hemos ido enlazando a Cajal y su pintor Sorolla. Investigando, con el apoyo documental de Martín, estoy ocupado en ver la relación de los pensadores de finales del siglo XIX y primer tercio del siglo XX con los pintores y escultores.

El cuadro de Sorolla con Cajal tiene su intriga. Gracias a Cajal probablemente Sorolla encontró un mecenas americano. ¿Dónde? Probablemente en la exposición de Arte de París de 1906. Los historiadores del arte aseguran la relación de Sorolla con Huntington desde 1908:

“En 1908, el norteamericano ­Archer Milton Huntington visitó la exposición de Sorolla que tenía lugar en la galería Grafton de Londres y pretendió adquirir los retratos de El pintor Aureliano de Beruete (Prado), y Manuel Bartolomé Cossío (colección particular, Toledo), para su Hispanic Society of America. Al año siguiente, Huntington le invitaría a exponer en la Society, y así ocurrió en los primeros meses de 1909 con un éxito rotundo. La amistad y respeto mutuo que se profesaban motivó el encargo más importante en la vida del artista: la pintura de los inmensos lienzos destinados a ilustrar, en las paredes de la Society, las regiones de España”  https://www.museodelprado.es/aprende/enciclopedia/voz/sorolla-y-bastida-joaquin/cd8aad63-b518-4278-914c-2aa033df0f24 .

Repasando ese año de 1906 de la vida de Sorolla, Cajal debió posar antes del verano. El verano lo pasa en las playas del País Vasco pintando y en el otoño expuso en la galería particular en su primera exposición individual en París el retrato de Santiago Ramón y Cajal que hoy es propiedad de la Diputación General de Zaragoza. Se lo compró un mechante en París, fue propiedad luego del docotr Puigvert.

Sorolla retrata a los principales personajes de la época, vende los cuadros en Europa y América y se construye su casa madrileña, hoy museo madrileño, donde Martín obtuvo el carnet de buzo con dos años. Curiosa la relación del marqués de Vega Inclán con el creador y fundador de la Hispanic Society que le compró la serie Visiones de España. La visión de España de Cajal y la visión de Sorolla creo que son complementarias. Es la idea de reconstruir la auténtica España mirando a las regiones y sus tipos.

Creo que la idea de la Plaza de España de Sevilla de la Exposición Universal de 1929 fue fruto de este ambiente que se generó en el mundo hispánico desde 1892 en que Huntington lee el libro del pastor protestante Borrow sobre los gitanos españoles. Algo parecido le paso a Irving que además de interesarse por los cuentos de la Alhambra, documentándose escribió una síntesis divulgativa de España excepcional. Irving, Cajal, Sorolla, Huntington, el marqués de Vega Inclán y muchos otros relacionando ciencia, cultura, arte, música promocionaron el turismo español.

Curiosamente como le oí a Alonso Zamora Vicente una gran obra de ese período fue la creación de los PARADORES DE TURISMO. Gracias a Carlos y Martín he aprendido que Vega Inclán fue el hacedor de esos paradores. Consiguieron el favor de Alfonso XIII. Sorolla los pintó a los tres: Aflonso XIII, Huntington y Vega Inclán para el fondo del Museo de El Greco que creó Vega Inclán en Toledo. En 1931 el Museo de El Greco regaló ese cuadro a la Hispanic Society, los estudiosos aseguran que fue un regalo para preservar la obra de arte. Ahora Martín esta detrás de ese cuadro. Seguro que lo conseguirá. La casa de Sorolla es hoy el Museo Sorolla. El Palacete Cajal, con dirección postal calle Alfonso XII, sin moverse de sitio, recibió cartas con el nombre de la Calle de Niceto Alcalá Zamora. Ahora de nuevo en la calle Alfonso XII el Palacete Cajal se está conviertiendo en pisos de alta gama.

Gracias a todos por incitarme a escribir sobre ese período tan importante de la historia cultural de España. El París de 1906 en otoño me recuerda el Estocolmo de 1906, año en que Santiago Ramón y Cajal recibió el Premio Nobel de Medicina, sin haber recibido ningún tipo de apoyo por el estado español. A partir de esa fecha España empezó a estar en los ambientes culturales del mundo. Los pintores españoles, entre ellos Sorolla y Picasso dan nombre a la marca España.

Martín, muchas gracias por la historia del soldado PANDURO

The Zincali (1841) por George Borrow

Me contesta Martín:  Gracias a ti, que tejes tendencias y procesos con los pocos hilos que humildemente te proporcionamos.

Y termino mis indagaciones sobre 1906, relacionando París con la música y la pintura rusa: “Un empresario ruso dio a divulgar la pintura y la música rusa ese mismo año de 1906 en París: “A finales de 1890, se produce un notable florecimiento de las artes rusas,
especialmente en San Petesburgo, donde el promotor y empresario de las artes Sergei
6
Diaghilev (1872-1929) comienza con sus primeras propuestas de unificación entre
música y pintura, además de adentrarse en el fomento de las vanguardias más
experimentales del momento. Diaghilev, junto a la Princesa María Tenisheva, funda la
revista “El Mundo de las Artes”, que a pesar de su corta duración, genera una influencia
considerable en los círculos intelectuales y artísticos rusos, debido a su clara oposición
frente a las posturas más académicas y realistas.” Fuente https://ocw.ehu.eus/file.php/135/garaiko_artearen_historioa_ii/bestelako_baliabideak/exposicion_1906_Paris.pdf”

 

Apuntes para VISIÓN DE ESPAÑA pintada por Joaquín Sorolla por encargo de Huntington, el creador en 1904 de la HISPANIC SOCIETY OF AMERICA

Los paneles de la Hispanic Society of America

  • Andalucía. El encierro. 
  • La pesca del atún.
  • Los nazarenos.
  • El baile.
  • Los toreros.
  • Aragón. La jota.
  • La fiesta del pan. 
  • El Concejo del Roncal.
  • Guipúzcoa. Los bolos.
  • La romería.
  • Cataluña. El pescado.
  • Las grupas.
  • El mercado.
  • Elche. El palmeral.

Start typing and press Enter to search