en Uncategorized

2018 08 22

 

 

DESINTEGRACIÓN Y REPARTICIÓN DEL TERRITORIO NACIONAL
Empiezo el octavo día de mi posoperatorio de vesícula infectada. Estoy aburrido de tanto andar por los senderos de mi hospital. Ya conozco a todos los miembros de recursos humanos de mi planta. Incluso caras de enfermos y allegados me son familiares.

Estoy ocioso y no tengo ningún negocio que me entretenga. Decido bajarme de la BNE para reerlo EL MUNDO VISTO A LOS OCHENTA AÑOS para reerlo en pdf.

Ya es 22 de agosto del 2018. Han pasado 84 años de la muerte de don Santiago Ramón y Cajal.

En la página 8 me encuentro con una cita de total actualidad sobre la situación de España en 2018, pero que Cajal la escribió dos meses antes de morir.

Se le nota crítico ante la situación de España en la línea de Lucas Mallada que escribió LOS MALES DE LA PATRIA en 1890 y de José Iribarne autor de LAS DOS OLIGARQUÍAS CAPITALISTAS DE ESPAÑA en 1933. Ambos libros tienen notas manuscritas de Cajal y se conservan en el LEGADO CAJAL en la Real Academia de Extremadura en Trujillo.

Cajal no teme los cambios políticos pero no transige con la desintegración y repartición del territorio nacional. Lo expresa claramente:

“No es que me asusten los cambios de régimen, por radicales que sean, pero me es imposible transigir con sentimientos que desembocarán andando el tiempo, si Dios no hace un milagro en la desintegración de la patria y en la repartición del territorio nacional”. Más claro el agua.

Compara el movimiento centrífugo español con el contrario nacional europeo y ataca de suicidas a quienes crean poderes personales regionales omnipotentes:

“Semejante movimiento centrífugo, en momentos en que todas las naciones se recogen en sí mismas unificando vigorosamente sus regiones y creando poderes personales omnipotentes, me parece simplemente suicida”.

Confiesa que su pensamiento no es compartido “ni por las sectas políticas màs avanzadas, ni por los afiliados a partidos más vehementes a los partidos históricos”.

Salvando la distancia histórica la partitocracia española en agosto de 2018 debe hacer uso de la memoria inteligente para resolver de una vez por todas la desintegración y repartición del territorio nacional.

Los presagios de Cajal terminaron en guerra civil nadie sabe qué hará de España la partitocracia del mes de septiembre de 2018 respecto al futuro del Reino de España.

Como Cajal el pueblo español no teme a cambios de régimen, aunque siente zozobra ante el futuro de España, a pesar de vivir en un país donde el derecho a la información es palabra muerta en la Constitución.

Mi exvesícula la pobre se ha perdido las nuevas secuencias que protagonizará la MEMORIA INTEIGENTE mientras nos tienen en diversión informando en televisión de tormentas aguaceros, calles y nobles de inmemoria, de movimientos poblaciones, el caso morturio, de sexos enfrentados et alia marginalia. Unos medios faltos de verdades y llenos de posverdades.

En el retiro de hospital observo que entre la España real y la España oficial hay un fiordo. Mientras mi compañero masculino de suite está noche sufrimos del mismo ojo clínico de recuperación .

El no duerme aunque no le duele nada y yo insomne estoy por culpa de Cajal, Mallada e Iribarne que escriben de desintegración, males de patria y de dos oligarquías capitalistas que dominan España.

Si Nana Cajal no hubiera regalado el legado de su abuelo a Exhtremadura ahora como mi colega de suite sólo tendría insomnio físico sin remedio.

Mi insomnio me lo ha curado el estar rayado con el tema Cajal y España. Considero un privilegio ser turista de hospital con la que está cayendo en España. Que San Pedrino, patrón de la Diputación de Cáceres vele por el futuro de los diversos pueblos de España.
Por la transcripción Antonio Viudas Camarasa. Senderismo insomne de hospital. 22 de agosto de 2018

Start typing and press Enter to search