en Uncategorized

 

2018 06 07 Antonio Viudas Camarasa

 

7 de junio de 1936. Unamuno se rebela contra la falsa revolución

 

Miguel de Unamuno. Ensayo de Revolución. Publicado en ahora el 7 de junio de 1936, pág. 5.

 

Acabo de encontrar en mi ordenador guardado desde primeros de enero 2015 “UNAMUNO’S  LAST LECTURE. TWO BRAVE MEN by LUIS PORTILLO” “La última lección de Unamuno. Dos hombres bravos” por Luis Portillo, publicado en HORIZON, págs. 394-400. Con las fuentes polícromas que se han expuesto en estos días en Internet y comentadas en la Sociedad Científica de Mérida, su lectura me confirma que es un RELATO LITERARIO.

TODO RELACIONADO CON LA PELÍCULA DE ALEJANDRO AMENÁBAR, CLARO.

 

Carlos Baena me envía este artículo publicado en el periódico Ahora. Paso a antalogar los párrafos relacionados con los desórdenes públicos que pudieron influir en su alocución el día 12 de octubre de 1936

“La novedad del día es lo verdaderamente nuevo de un día; el hecho de que abre una nueva vida que arraiga en lo eterno; una nueva vida de un hombre o de un pueblo; una verdadera revolución”

Unamuno glosa la frase de Soeren Kierkegaard “la novedad del día es el principio de la eternidad”

“La novedad del día es lo verdaderamente nuevo de un día; el hecho de que abre una nueva vida que arraiga en lo eterno; una nueva vida de un hombre o de un pueblo; una verdadera revolución. Que siendo verdadera es una verdadera revolución. Porque revolverse –y menos revolcarse– no es,  sin más, renovarse. Cabe renovarse quedándose muy quieto y sosegado. Las mudas, por ejemplo, no se hacen con desuellos. La serpiente no se quita la vieja piel mientras no tiene la otra, la renovada, por debajo. Que si hiciera de otro modo tendría recaídas y correría grave riesgo. Y así un pueblo. Al que se supone muchas veces que ha cambiado por dentro y no hubo cambio”. Miguel de Unamuno. Ensayo de Revolución. Ahora, 7 de junio de 1936

 

“Sí, el placer de crear, pero no se crea con revoluciones”

“Renovarse o morir”,  se ha dicho. Pero renovarse es, en cierto modo, recrearse, volverse a crear. Y no es poco renovar, recrear, crear un pueblo. ¡El placer de crear! Sí, el placer de crear, pero no se crea con revoluciones. A lo más, son éstas las que hacen –y deshacen– a los hombres que creen hacerlas y dirigirlas, y no ellas a éstos […].Miguel de Unamuno. Ensayo de Revolución. Ahora, 7 de junio de 1936

 

“He oído decir que España ha cambiado radicalmente desde hace cuatro o cinco años. ¡Embuste! Por debajo de las túrdigas de la vieja piel no hay en gran parte más que carne viva o cicatrices sanguinolentas”. Miguel de Unamuno. Ensayo de Revolución. Ahora, 7 de junio de 1936

[…]

“Y esto en un país y una temporada en que no se saben ni paz ni justicia; en que no se goza sabor ni de una ni de otra; en que saben tan mal en que no cabe saborearlas”. Miguel de Unamuno. Ensayo de Revolución. Ahora, 7 de junio de 1936

 

Las palabras clave apuntadas en el sobre relacionadas con los desórdenes públicos consentidos por “orillando conflicos”. Datos para el guión de una nueva película.

 

 

 

 

Start typing and press Enter to search